spot_img
La publicación agraria líder
lunes, enero 24, 2022
spot_img
InicioPortada APPIgnacio Martín (Cuatro Rayas): “Hay que cambiar las estrategias comerciales y adaptarse...

Ignacio Martín (Cuatro Rayas): “Hay que cambiar las estrategias comerciales y adaptarse al mercado para salir adelante”

En la Bodega Cuatro Rayas recuerdan que la última vendimia fue muy complicada, con un protocolo muy estricto de seguridad para evitar contagios. También atestiguan que la caída del precio del vino en el mercado ha sido importante, así que muchas bodegas han tenido que sacar sus vinos a precios más bajos, con la caída generalizada que supone en el mercado nacional y en la exportación.

Ignacio Martín Obregón es el presidente de Bodega Cuatro Rayas.

-¿Qué conclusiones sacan de la campaña pasada?

-La última campaña fue temprana y corta y se llevó a cabo de manera especialmente ordenada y escalonada con el objetivo de cumplir los estrictos protocolos frente a la COVID-19. Se reguló de manera estricta el uso de las zonas comunes, la organización coordinada de los equipos de trabajo, el refuerzo de los servicios de limpieza de las instalaciones y los equipos, alfombras desinfectantes, mascarillas y geles hidroalcohólicos, la toma de temperatura a toda persona a la que se permite el acceso al recinto o la realización de test de anticuerpos a todos los empleados.

Pese a todos los protocolos que supusieron mayor carga de trabajo sumada a la intensidad habitual de una vendimia, ampliamos las hectáreas vendimiadas a mano y se estrenó una mesa de selección para pequeños volúmenes (8.000 kilos). Se tuteló, en este sentido, a los socios que vendimian los viñedos viejos en vaso para que se extremasen la prevención en las cuadrillas, equipos, transporte y alojamientos. No obstante, desde hace años se vendimian la mayoría de las fincas a máquina por la noche, un tipo de trabajo que facilitó el estricto distanciamiento social.

-¿Qué aporta el cooperativismo en una situación así?

-Desde sus orígenes, el cuidado del campo y el bienestar de quienes habitan el medio rural han sido una de las prioridades de nuestra cooperativa; esta filosofía inspira el actual Plan Estratégico, que establece que la misión de Bodega Cuatro Rayas es garantizar la sostenibilidad y el relevo generacional en el entorno vitivinícola. En una situación de seria dificultad la seguridad

-¿Cómo ha afectado a las cooperativas el estado de alarma? ¿Al viticultor? ¿A los precios de uva y vino?

-Los viticultores han venido trabajando en el campo sin ningún problema.

La cooperativa ha tenido que realizar los consejos y la asamblea de forma telemática, y todas las gestiones de los socios se realizan por teléfono.

La vendimia fue muy complicada, con un protocolo muy estricto de seguridad para evitar contagios.

La caída del precio del vino en el mercado ha sido importante, debido a que al no estar abierto el canal de hostelería durante muchos meses, muchas bodegas han tenido que sacar sus vinos a precios más bajos, lo que ha provocado una caída generalizada en el precio tanto en el mercado nacional como en la exportación.

-¿Se han resentido mucho los mercados? ¿Cómo van las ventas?

-Como la mayoría de las empresas españolas, la bodega sufrió hace un año enormes dificultades para seguir desarrollando y actividad, sobre todo en la comercialización del vino, actividad paralizada durante meses al 100% en canal de hostelería y que todavía sufre restricciones muy importantes en la actualidad. Con respecto a un año normal, la facturación se ha visto afectada sensiblemente debido a la pérdida casi total de las ventas en el canal de hostelería, tanto aquí como en exportación.

Sin embargo, gracias a la diversificación en los canales de venta que veníamos haciendo en los últimos años, mantenemos una muy buena facturación en el canal de alimentación con supermercados e hipermercados tanto en España como en exportación. La fuerza de la marca Cuatro Rayas, en especial de nuestro verdejo de Vendimia Nocturna, que fue el Rueda que más creció en ventas en 2020, es clave en un mercado tan complicado.

-¿Hay más existencias almacenadas de las deseables?

-Sí, hay más existencias que las habituales por estas fechas, lo que provocará en el mercado un exceso de oferta en general, y que dificultará la comercialización.

-¿Han servido para paliar los problemas las ayudas de la Administración (poda en verde, almacenamiento, destilado…)? ¿Fueron suficientes? ¿Echan alguna de menos?

-Son medidas de emergencia que han ayudado, aunque no se puede pensar en las ayudas como única medida para arreglar los problemas. Hay que cambiar las estrategias comerciales y adaptarse al mercado para salir adelante.

-¿Qué previsiones manejan respecto a cómo irá todo esta campaña? ¿Repuntarán los mercados? -¿Serán necesarias otra vez ayudas de la Administración?

-En estos tiempos de incertidumbre, en los que el coronavirus todavía marca el devenir del planeta, una bodega cooperativa como la nuestra, que trabaja intensamente en los mercados internacionales, debe estar muy atenta a todos los cambios que están en marcha y a los que están por venir.

El mercado del vino, el de la distribución en general, se está adaptando a la coyuntura económica y social y nosotros debemos estar preparados para ser capaces de que nuestros productos cumplan con las necesidades y expectativas de unos consumidores cada vez más exigentes. Las ayudas de las Administraciones, teniendo en cuenta los importantes fondos movilizados por la Unión Europea para hacer frente a la crisis, serán fundamentales para impulsar la recuperación de todos los sectores productivos.

En un sector como el nuestro los esfuerzos y trabajo de cada organización privados, en nuestro caso el de nuestros socios y trabajadores, seguirán siendo la clave para seguir siendo un referente económicamente sólido.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img