La publicación agraria líder
martes, noviembre 30, 2021
spot_img
InicioPortada APPJosé Manuel Gómez (Pinna Fidelis): “El escenario de precios será a la...

José Manuel Gómez (Pinna Fidelis): “El escenario de precios será a la baja, con un ajuste de los del vino elaborado”

Desde Bodega Pinna Fidelis, en Peñafiel, sugerieren medidas que para la búsqueda y apertura de nuevos destinos en el exterior para comercializar vinos, tanto de manera presencial como virtual. Confirman que hay mucho producto almacenado, pero que no es una situación preocupante porque no es perecedero a corto plazo.

José Manuel Gómez, es director comercial de Pinna Fidelis.

-¿Se desarrollaron los trabajos con normalidad la campaña pasada teniendo en cuenta los condicionantes de la pandemia?

La campaña 2020, en nuestra valoración personal fue buena, en tanto en cuanto tuvimos un escenario climatológico favorable con la humedad y calor necesarios en su momento para tener una viña en plenitud.

En cuanto a la vendimia, salvo alguna precipitación aislada al comienzo, el resto del periodo fue seco y por ello se pudo recoger el fruto carente de humedad y por ende con buena sanidad. Además de esta circunstancia, el hecho de que el fruto estuviera en su momento óptimo de maduración añadido a nuestra vendimia manual, favorecerá que contemos con una excelente materia prima para la elaboración de nuestros vinos.

Afortunadamente el miedo inicial a no contar con suficientes vendimiadores, debido a las restricciones de movilidad, se disipó utilizando cuadrillas que residían en el entorno y que pudieron, terminadas otras tareas agrícolas, aplicarse al viñedo.

Consecuencia de la aplicación de los protocolos anticontagio, junto con las medidas informativas y formativas, dieron como resultado que no hubiera incidencias significativas y las tareas se pudieron realizar en tiempo y forma.

-¿Cómo ha afectado a las cooperativas el estado de alarma? ¿Al viticultor? ¿Y a los precios de uva y vino?

-El estado de alarma ha supuesto un importante retroceso en nuestra trayectoria comercial, al tener algo más del 50% de nuestras ventas en el canal Horeca,. como ha ocurrido a otro tipo de empresas. Es una situación que no solo afecta al consumo, también a nuestro modo de vida y relaciones. Por consiguiente, si están frenadas y prohibidas en aras de frenar la pandemia, es entendible que se hayan resentido las ventas con reducciones de dos dígitos respecto del año anterior.

De cara al viticultor, la pandemia le afecta de manera considerable al generar una incertidumbre importante sobre sus cultivos, máxime cuando hablamos de una crisis global y donde no se vislumbra una fecha de término.

Por todo ello, el escenario de precios será a la baja. Derivará en un ajuste de los precios del vino elaborado.

-¿Qué aporta el cooperativismo en una situación así?

-Las cooperativas tenemos un comportamiento más solidario y responsable con nuestra masa social, entendiendo que las crisis son pasajeras en el tiempo, confiamos en una recuperación, lo cual nos lleva a estar preparados para el nuevo escenario.

En estos momentos, con la certeza de que las marcas reconocidas sufren menos los embates que las que no lo son, nos animan a seguir con mayor intensidad con las limitaciones de producción por parcela para conseguir un aseguramiento de la calidad. Por tanto, aseguraremos dar salida a las producciones de nuestros socios, cumpliendo con los parámetros de calidad establecidos para continuar elaborando las distintas referencias dirigidas a los distintos públicos de nuestra marca.

-¿Se han resentido mucho los mercados? ¿Cómo van las ventas? ¿Hay más existencias almacenadas de las deseables?

-Efectivamente los mercados han tenido y tienen situaciones de retroceso directamente ligadas a la evolución de la pandemia.  Mayor retroceso en el mercado interno con caídas del 25% y menores en el exterior con un -3%. Evidentemente, en la medida que se contenga la expansión de la pandemia, mejoran al producirse medidas de liberalización hacia la hostelería, las reuniones privadas, etc,vendimia Ribera del Duero

En estos momentos Europa está progresando, mientras que América Latina no tanto, pero ya hemos aprendido que son situaciones cambiantes y supeditadas a repuntes de contagios en cada área, fruto de la movilidad.

El nivel de existencias es alto, pero no muy preocupante al ser vinos con crianza. Y el vino necesita sus tiempos, que en otros momentos no hemos tenido por imposición del mercado. Dicho la anterior, y sabiendo que la bodega no ha interrumpido sus salidas en ningún momento, se debería concretar la normalización de nuestro entorno hacia el otoño como consecuencia de la población inmunizada.

-¿Han servido para paliar los problemas las ayudas de la Administración (poda en verde, almacenamiento, destilado…)?

-Somos de los que pensamos que las ayudas siempre son bienvenidas, pero en nuestro caso, la medida que más operativa resulta es la de ayuda al almacenamiento.

-¿Fueron suficientes? ¿Echa alguna de menos?

-No son suficientes. Sugerimos medidas que apunten a la búsqueda y apertura de nuevos destinos en el exterior, tal y como se venía haciendo en los periodos precedentes con las ayudas a la comercialización en terceros países, con fondos europeos. Tanto desde los modos presenciales como virtuales.

-¿Qué previsiones tienen respecto a cómo irá todo esta campaña?

-A fecha de hoy es demasiado pronto para tener previsiones de campaña. Precisaremos que avance un poco más el tiempo para con la brotación hacernos una idea inicial.

-¿Repuntarán los mercados?

-Estamos convencidos de poder recuperar e incrementar los destinos de nuestros productos, pues estamos sembrando en este periodo y hemos reforzado nuestras estructuras comerciales. No obstante, entendemos que habrá cambios en los comportamientos de consumo que seguramente se verán potenciados como las compras ‘online’.

Probablemente las medidas preventivas modifiquen las reuniones de celebraciones a grupos más pequeños donde no se comprometa la seguridad.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img