spot_img

La publicación agraria líder

sábado, enero 28, 2023
spot_img
InicioPortada APPLa crisis energética y la inflación frenan el consumo de vino en...

La crisis energética y la inflación frenan el consumo de vino en España

Tras recuperarse a buen ritmo después de la pandemia, la incertidumbre y la subida de precios en 2022 han generado una caída del 7,2% en el consumo. Se estabiliza la caída de ventas en alimentación y se suaviza la recuperación de hostelería

Según el último informe económico de mercado que la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) ha puesto a disposición del sector, el consumo de vino en España registró un descenso del -7,2% en términos de volumen en el interanual (12 meses) a noviembre de 2022, hasta los 9,64 millones de hl.

Es la menor cantidad registrada para un periodo interanual desde agosto de 2021, según se desprende de los datos del INFOVI (MAPA).

El informe, elaborado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), señala que el consumo de vino en España ya mostró una ligera caída del -0,4% en el interanual a octubre, la cual se agudizó tras un noviembre que ha sido el peor mes de 2022 a nivel de variación relativa (-31%), a falta de los datos de diciembre.

La tendencia apuntaba a que 2022 sería el año de la consolidación de la senda de recuperación iniciada en 2021, tras la fuerte caída registrada durante la peor parte de la pandemia, sobre todo en Hostelería.

Sin embargo, factores como la invasión militar de Rusia a Ucrania, la crisis del transporte y de suministros o el fuerte encarecimiento de la energía han desembocado en un nivel histórico de inflación que han provocado un giro de tendencia en el consumo de vino en España; especialmente a partir del 2º semestre del año 2022.

Las cifras actuales se alejan cada vez más del máximo alcanzado en el TAM a febrero de 2020, justo antes de la pandemia, cuando el consumo de vino en España superó los 11 millones de hectolitros.

Según el análisis del OeMv, el consumo de vino en España por meses arrancó 2022 con muy buenos crecimientos en enero y febrero; llegando a alcanzar entonces un crecimiento acumulado de +20,8%. Desde entonces –coincidiendo con el inicio de invasión rusa de Ucrania– se empezó a observar una cierta ralentización del consumo que derivó en una clara contracción del mismo a partir de julio de 2022.

Se suaviza la recuperación en hostelería

Según datos de NIELSEN IQ para el TAM Oct-Nov 22, se ha registrado un crecimiento del volumen de consumo de vino en Hostelería del +29,3%, y una caída en Alimentación del -6,5%. Parece que la recuperación de Hostelería tocó techo en el TAM Abr-May 22 (+40,8%), creciendo desde entonces a un ritmo cada vez menor.

Por su parte, se ha estabilizado la caída de las ventas en Alimentación –los últimos periodos interanuales analizados muestran un descenso entre el -6% y el -7%– tras el gran impulso registrado durante el confinamiento, coincidiendo con la fuerte pérdida sufrida en Hostelería por el cierre de establecimientos.

Según Nielsen IQ, el precio medio de venta de vino tanto en Hostelería (6,03 €/litro) como en Alimentación (4,06 €/litro) alcanzó su máximo histórico en Oct-Nov 22. La mejor evolución en los últimos años de los vinos con mayor valor añadido explica esta tendencia de precios al alza.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img