spot_img

La publicación agraria líder

viernes, julio 1, 2022
spot_img
InicioEficiencia energéticaLa energía solar lleva la revolución al regadío

La energía solar lleva la revolución al regadío

El coste energético del regadío puede rondar los 1.000 euros por hectárea, mientras que hacerlo con energía solar puede bajar hasta los 100.

Este ahorro hace del bombeo solar la forma más eficiente de regar, hasta el punto de que la inversión acometida se puede amortizar en un plazo de siete años.

En muchas ocasiones ese plazo se hace incluso más corto, ya que el agricultor decide regar cultivos a los que antes no aportaba agua porque no le compensaba. “Es el caso del cereal, por ejemplo, que ahora tendrá el apoyo del riego y ofrecerá unos rendimientos mucho mayores”, recalca Alfredo Antonio, gerente de la compañía Riegosolar.

Son muchos los agricultores que se dirigen a la compañía para explorar fórmulas de mayor eficiencia, en un escenario de escalada de costes energéticos mientras los precios de las producciones se mantienen invariables.

“En muchas ocasiones el agricultor de regadío se dirige a nosotros y nos describe cómo es su explotación, de modo que nosotros le asesoramos para mejorar. Le ofrecemos varias opciones, puesto son muchos los puntos de su explotación en los que cabe actuar”, apunta Antonio.

“Analizamos sus campos de riego para que con pequeñas modificaciones ahorren en el consumo de energía, porque en nuestra filosofía está siempre presente el ahorro y la eficiencia en el aprovechamiento de los recursos disponibles. El agricultor confía mucho en sus equipos de riego de hace, por ejemplo, quince años, y hace bien, pero al pasar a un sistema de eficiencia absoluta se da cuenta del gran cambio que experimenta su explotación”, recalca.

Una parte importante de la actividad de Riegosolar radica en la instalación de sistemas de automatización y telecontrol. Gracias a ellos el agricultor mejora sus condiciones de trabajo y accede a información detallada sobre sus consumos, lo que le permite planificar el regadío y detectar aquellos cultivos que le son más interesantes. El sistema le ayudará a tomar decisiones para planificar el riego, e incluso a la hora de planificar las siembras.

Gracias al telecontrol el profesional pasa de tener una idea aproximada de sus gastos a disponer de toda la información parametrizada, lo que depara no pocas sorpresas. “Una cosa es tener un cálculo aproximado y otra tener un gráfico con toda la información, en el que además se detectan averías o ineficiencias”, destaca Alfredo Antonio.

“Detectamos que muchos agricultores manejan diferentes producciones y al hacer balance del año compensan unas con otras, de modo que obtienen una media, pero al empezar a trabajar con nosotros esa cifra mejora claramente, al adoptar cada decisión de modo racional”, apunta.

Otro beneficio de esta revolución que se está viviendo es que aquellos que tienen varias instalaciones de riego pueden, a través de la app de Riegosolar y por medio de electroválvulas, regular el riego desde el teléfono móvil.

Eso les permitirá trabajar a distancia, o incluso acudir al campo pero sin la necesidad de meterse en el cultivo para ir abriendo y cerrando válvulas. En definitiva, se trata de un ahorro muy importante en uno de los bienes más preciados para el agricultor, el tiempo, que puede invertir en otras labores.

“Una parte importante de la revolución que vive la agricultura se está produciendo en relación con el riego, una actividad en la que hay mucho margen para la mejora, para optimizar los recursos”, remacha el gerente de Riegosolar.


Fotografía: Alfredo Antonio, durante la puesta en marcha de nuevas instalaciones en Alaejos (Valladolid)

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img