spot_img

La publicación agraria líder

sábado, octubre 1, 2022
spot_img
InicioGanaderíaLa subida del cereal muestra su peor cara y lastra a los...

La subida del cereal muestra su peor cara y lastra a los sectores ganaderos

Como reza el famoso dicho, nunca llueve a gusto de todos. Mientras los agricultores celebran una subida generalizada de los precios en la campaña del cereal, los ganaderos están viendo cómo aumentan ostensiblemente sus costes de producción

María Álvarez

Los precios del cereal han escalado a lo largo del año hasta cifras récord, con unos incrementos de entre un 35% y un 45% con respecto campaña anterior, lo que a corto plazo supone un beneficio para el sector agrícola.

La otra cara de la moneda le ha tocado al sector ganadero, para el que el aumento de precio de estas materias primas supone un encarecimiento de sus costes de producción. Un aumento que no se repercute en términos generales en sus precios de venta a la industria o la distribución y que está poniendo en peligro la viabilidad de muchas explotaciones.

Se estima que los costes de producción de las cabañas ganaderas han aumentado entre un 15% y un 20% debido a la importancia que tiene la materia prima dentro de estos costes, entre un 40% y un 70 % en función de cada ganadería.

La tormenta perfecta en el porcino

Esta subida de los precios del cereal está afectando especialmente al sector porcino, que sufre al mismo tiempo una bajada de sus precios de venta y una reducción de las exportaciones a China.

El precio de venta para el productor está actualmente entre 1,15 y 1,17 € por kilo, por debajo de los costes de producción actuales que se cifran en 1,20€ el kilo, según los datos manejados por Federación de Asociaciones de Productores de Ganado Porcino de Castilla y León (FEPORCYL).

“Afortunadamente, el sector viene de vivir unos años buenos, con buenos precios en el mercado y buenos inputs, por lo que tiene pulmón financiero para resistir esta época de recesión”, señala su presidente, Miguel Ángel Ortiz.

Desde la federación regional, confían en que se reestablezcan las exportaciones a China lo antes posible y den un respiro al sector. El país asiático se ha consolidado en los últimos años como principal destino de la carne de cerdo nacional, importando 1,4 millones de toneladas de carne y subproductos, con un incremento en el último año del 109%.

Una subida de precios que no compensa los costes

También está vendiendo por debajo de coste de producción el sector del vacuno de leche, para el que los precios de los cereales suponen un 60% del gasto total de sus explotaciones.

“Se ha producido una pequeña subida en el precio de la leche, pero esta no compensa la subida en los costes de producción, que se ven afectados por la subida de las materias primas y la subida del precio de la energía”, apunta Francisco Fernández, director de la Asociación de Ganaderos Productores de Leche (Agrapol).

Sus costes de producción han evolucionado desde los 36,26€ por cada 100 litros de leche en 2020 hasta los 37,82€ actuales. Así, el precio de producción del litro de leche es cuatro céntimos mayor que el precio de venta.

Un sector abocado a la desaparición

El sector del vacuno de leche arrastra un problema que es ya casi endémico: el precio de la leche que se le paga al productor va siempre ajustado o por debajo del precio de coste, lo que anula la rentabilidad de las explotaciones. “Si seguimos así el sector terminará desapareciendo”, denuncia el director de Agrapol.

A esto se suma el envejecimiento del sector, sin relevo generacional. Desde 2012 se han cerrado casi un 50% de las explotaciones ganaderas en Castilla y León, de 1.600 que había en aquel año a las 880 actuales.

El sector apunta a que la solución pasa por el cumplimiento efectivo de la Ley de Cadena Alimentaria para que las explotaciones tengan un margen de beneficios que lo haga atractivo.

Un sector endeudado

Por su parte, el ovino está viendo un aumento de los costes de las materias primas de en torno a un 30%. Aun así, los precios actuales permiten compensar esta subida de los costes, pero no subsanar las pérdidas acumuladas de los últimos años, según afirman desde la Organización de Productores de Leche de Oveja de Castilla y León (OPECYL).

“Venimos de unos años malísimos, tenemos pérdidas acumuladas desde 2015 que no se subsanan con esta subida de los precios. El sector está endeudado y este es un problema que no se resuelve a corto plazo”, explica Narciso Rodríguez, gerente de OPECYL.

Los productores esperan que la situación de buenos precios continúe para recuperar la rentabilidad del sector, pero la dependencia de problemas externos para fijar precios genera mucha incertidumbre.

La demanda tira de los precios

Los precios del cereal se sitúan en cifras récord a pesar de estar marcando buenos números también en términos de producción. Las cooperativas agrarias estiman que se han producido en España más de 24 millones de toneladas. Una producción ligeramente menor al año anterior, pero situada como la segunda cosecha más alta de la historia.

Sin embargo, esta no llega a cubrir las necesidades de un mercado que cada vez demanda más producto. Se estima que las necesidades del mercado interior son de 38 millones de toneladas, 14 más que la producción nacional, con la consiguiente subida de los precios.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img