spot_img

La publicación agraria líder

jueves, agosto 11, 2022
spot_img
InicioGanaderíaLa subida en los contratos lácteos sigue sin cubrir el incremento de...

La subida en los contratos lácteos sigue sin cubrir el incremento de costes

Según el ministerio, el precio medio de Castilla y León en marzo fue de 38,3 céntimos/litro, frente a los 0,34 céntimos de hace un año

En las últimas fechas se viene hablando a nivel nacional de una subida del precio de la leche. Concretamente el informe del MAPA sobre las declaraciones de entregas de leche por parte de los ganaderos indica que el precio medio de Castilla y León en marzo fue de 38,3 céntimos/litro, frente a los 0,34 céntimos/litro que se percibieron en marzo de 2021.

Recientemente diversas noticias hablan de precios que rondan los 0,42 céntimos/litro, según Asaja. Incluso la Lonja de León del 4 de mayo ha cotizado la leche a 0,42,5 céntimos/litro.

Pese a que los precios se han ido incrementando, no lo han hecho al ritmo que han subido los costes de producción. En Castilla y León, a fecha de marzo, fueron 850 ganaderos los que entregaron leche cuando el año anterior ascendían a 915 ganaderos (-7%).

Esta reducción, que es similar a la existente a nivel nacional (-6,15%), continuará mientras no se resuelvan diversos problemas existentes en la ganadería láctea, donde el más acuciante es el precio de leche.

La necesaria subida de precios de la leche sigue sin alcanzar a cubrir los costes de producción de los ganaderos.

De forma general se puede hablar de que se pasado de una ración con un coste de unos 5,5 euros/vaca a una ración cercana a los 9,5 euros/vaca y ese incremento no se puede absorber con las subidas de precio de que estamos hablando, que aproximadamente cubren el precio de la soja y maíz de la ración, siendo la espalda del ganadero la que soporta la carga de la subida de precios del resto de componentes de la ración, de la energía eléctrica, el gasóleo, los salarios, las reparaciones y el largo etcétera de insumos de las ganaderías.

En Francia se teme por el desmantelamiento del sector lácteo, pese a que los ganaderos perciben un mayor precio que los españoles. Aquí, “o se apuesta fuerte por la ganadería de leche o el futuro es poco prometedor”, denuncian desde Asaja, con unas ganaderías en los límites económicos productivos, un relevo generacional que va a costar mucho conseguir y unas presiones normativas y mediáticas que, “si no fuera por el amor a su trabajo, hacen que a cualquiera lo que menos le apetezca sea estar en el sector”.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img