spot_img

La publicación agraria líder

sábado, octubre 1, 2022
spot_img
InicioPortada APPLa tempranillo ya es la principal variedad de vinificación plantada en España

La tempranillo ya es la principal variedad de vinificación plantada en España

El año pasado se concedieron en España autorizaciones para 945 nuevas hectáreas de viñedo, 15.363 hectáreas para replantación y 1.826 hectáreas para conversiones de los antiguos derechos de replantación

La variedad tempranillo se ha convertido en la uva de vinificación más plantada en España, con 202.917 hectáreas, y desbanca por primera vez a la airén, según constata el informe sobre las autorizaciones concedidas en 2021 y el potencial de producción vitícola a 31 de julio de 2021 publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Este potencial sumaba en total 981.120 hectáreas, un 0,8% menos que en la misma fecha de la campaña anterior.

Dicha publicación contiene la información recibida de las comunidades autónomas en cumplimiento de lo establecido en la normativa nacional de potencial vitícola y que en este caso corresponde a la campaña vitivinícola 2020/2021, que finalizó el pasado 31 de julio.

La primera parte del documento presenta la información completa sobre el resultado de la concesión de autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo, para replantaciones y para conversiones de los antiguos derechos de replantación en el año 2021.

Así en 2021 se concedieron autorizaciones para 945 hectáreas de nuevas plantaciones, para 15.363 hectáreas para replantación y para 1.826 hectáreas como conversión de derechos de replantación.

La segunda parte, recoge información exhaustiva y completa sobre el potencial productivo vitícola a 31 de julio de 2021: su composición y evolución, distribución de  la superficie plantada de viñedo por destino de producción y por variedades, plantaciones realizadas y distribución de las explotaciones de viñedo.

A 31 de julio de 2021, el potencial de producción vitícola sumaba 981.120 hectáreas, un 0,8% menos que en la misma fecha de la campaña anterior, y la superficie plantada de viñedo alcanzaba las 945.578 hectáreas, un 0,1% más que en la misma fecha de la campaña anterior.

El potencial de producción vitícola se compone de la superficie plantada de viñedo, que representa el 96 % del mismo, y de los derechos y autorizaciones sin ejercer. De este segundo componente, los derechos de replantación vigentes se redujeron a 6.863 hectáreas y las autorizaciones sin ejecutar ascendieron hasta las 28.680  hectáreas.

El informe recoge también información adicional de caracterización del sector, entre la que destacan los siguientes datos:

–        El  número de explotaciones (550.429) continúa en descenso, mientras que la superficie media por explotación se incrementa.

–        El 69% de las explotaciones tiene menos de media hectárea. Pese a ser las más numerosas, este tipo de explotaciones suman en conjunto el 6% de la superficie de viñedo. Por el contrario, apenas el 4% de las explotaciones cuenta con más de 10 hectáreas pero en ellas se suma el 59% de la superficie de viñedo.

–        Al igual que en las dos campañas anteriores, el 52% de la superficie de uva de vinificación plantada lo es de variedades tintas, y el 48% de blancas.

–        La variedad airén, que hasta el año anterior era la predominante, desciende en su superficie plantada, que se sitúa en 200.084 hectáreas. La superficie plantada de tempranillo y airén destaca muy por encima de las demás variedades, y suman entre ambas más del 41 % del total.

–        Las variedades que más se han plantado desde el año 2000 han sido tempranillo y garnacha tintorera, seguidas de verdejo y syrah. Por el contrario, airén, bobal y monastrell son las que más han disminuido.

CRECIMIENTO CONTROLADO

Por su importancia social y económica, la viticultura es una actividad regulada desde antiguo. En la actualidad se rige por el régimen de autorizaciones para plantaciones de viñedo, que sustituyó en 2016 al sistema de derechos de plantación.

En consecuencia, solo se puede plantar viña si se cuenta con autorización, que puede ocurrir en tres casos: que se tenga autorización para nueva plantación (cada año la superficie nacional puede crecer como máximo un 1 %), a partir de un viñedo arrancado (replantación) o a partir de un derecho de replantación reconocido pero todavía sin ejecutar (autorización por conversión de derechos de replantación). Los jóvenes y los viticultores con pequeñas explotaciones tienen prioridad en sus solicitudes de autorizaciones de nuevas plantaciones.

Con estas limitaciones se evitan crecimientos descontrolados que puedan causar distorsiones de mercado y perjuicios a la imagen de las denominaciones de origen protegidas.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img