spot_img

La publicación agraria líder

jueves, agosto 11, 2022
spot_img
InicioAgricultura ecológicaLos Encuentros Agroprofesionales de CAMPO CyL destacan el "horizonte despejado" y el...

Los Encuentros Agroprofesionales de CAMPO CyL destacan el “horizonte despejado” y el carácter “competitivo” de la producción ecológica

La Harinera Eventos, en Zamora, ha acogido la novena jornada técnica, de la mano de Vitartis, Itacyl y el Banco Santander

La producción ecológica no es una marcha atrás, sino una forma de trabajar competitiva, rentable y que nos acerca a otros países de la Unión Europea. Con mucho recorrido para seguir creciendo e innovando.

En ello coincidieron los participantes en el noveno de los Encuentros Agroprofesionales de CAMPO CyL, celebrados de la mano de Vitartis, Itacyl y el Banco Santander.

“Lo ecológico es una fórmula rentable”

Juan Luis Fradejas, productor ecológico de Zamora y profesor en Inea, apostó por la producción ‘eco’ en su explotación familiar después de realizar un estudio de sostenibilidad financiera. Era la mejor opción.

La experiencia demostró que lo ecológico “no es volver atrás; tenemos que quitarnos esa idea de la cabeza”.

¿Es rentable lo eco? Para Fradejas se ha demostrado que es una fórmula rentable aunque, eso sí, se encuentra en una situación de relativa inferioridad, ya que “no disponemos de seguros agrarios específicos que cubran nuestras producciones ni existe una lonja que nos marque los precios”.

“El crecimiento es exponencial”

Angélica Pérez, de Harinera Emilio Esteban, destaca que el trabajo de su compañía se desarrolla “en continuo contacto con el productor”. Dispone de técnicos de campo que trabajan “codo con codo” con el agricultor, al que también ofrece el servicio de sus auditores.

Apunta que en los últimos cuatro o cinco años “el crecimiento de la agricultura ecológica ha sido exponencial”, sobre todo en relación con cultivos como avena o espelta.

La suya es una experiencia que le permite señalar que la elaboración de alimentos ecológicos “no ha sido un capricho, sino una demanda de los clientes”. La compañía se dirige principalmente a la alimentación infantil.

“Al productor se le remuneran sus costes”

Juan Carbajo, de Molinos del Duero, destaca que su compañía “se apoya en los productores, en el campo”, además de trabajar de la mano de Itacyl dentro del proyecto Ecotrigo.

Destaca la importancia de la investigación y que se extraigan conclusiones que, después, se trasladen a toda la cadena de valor. Porque se echa de menos una mayor labor de I+D en relación con lo ecológico.

La compañía paga al productor un diferencial por encima del precio de lonja. Con carácter general, se puede decir que al productor “se le remuneran los costes adicionales que tiene la producción ecológica”. Se trata de una actividad rentable.

Todo ello está contribuyendo “a que más profesionales den el paso hacia lo ecológico, y con mejores producciones”. De hecho, el 40% de la materia prima que adquiere procede de Castilla y León y el resto llega desde otras partes de España.

“No conozco a nadie que se haya echado atrás”

Carlos Palacios, veterinario y profesor de la Universidad de Salamanca (Usal), apunta que no conoce a nadie que haya decidido emprender en ecológico “y se haya echado atrás”.

Reconoce que los primeros pasos “son siempre difíciles”, pero también es cierto que en la actualidad se están tejiendo redes que facilitan trabajar dentro del esquema ‘eco’.

En cuanto a la relación entre agricultura y medio ambiente, destaca que los países de la Unión Europea están “más sensibilizados” y cuentan con una normativa “más restrictiva” en relación con el empleo de determinados productos, todo lo cual “nos lleva a que la corriente hacia lo ecológico sea cada vez mayor”.

Eso sí, lamenta la “falta de formación específica” en producción ecológica en España.

“Hay mucho campo por recorrer para ser más grandes”

Ángeles Santos, de Quesería La Faya, nació en el seno de una empresa ganadera. Ella y sus hermanos se formaron y regresaron a la explotación familiar para transformarla. Hoy producen carne y queso ecológico, dentro del esquema ‘eco’.

En relación con la dimensión de la compañía, destaca que cuanto más intensiva es una explotación “más depende del sistema”, mientras que, en sentido contrario, “cuanto más extensivo, más independiente eres”.

En este escenario, hay mucho campo por recorrer para ser más grandes, ya que “hoy por hoy falta leche de razas autóctonas en Castilla y León”. Por eso les llaman desde otros puntos, como queserías de la provincia de Segovia, para comprar su producción. “Pero nosotros no queremos crecer mucho más; nuestro objetivo es mantener la calidad y el contacto con la producción”.

“La demanda de productos ‘eco’ está al alza”

Isabel del Amo, de Asucyl, destaca que, en producción ecológica, los supermercados trabajan con un margen muy escaso, en torno al 1 o al 2%. Se trata de compañías que apuestan por el gran consumo para ser rentables, “y la producción ecológica representa lo contrario de ese modelo”.

Desde el punto de vista económico, coincide en que “hay mucho recorrido” para los alimentos ecológicos, que por el momento se limitan a los productos frescos. “Una de las fórmulas es asociarlo al producto de proximidad”, apunta.

La demanda en España está al alza, aunque de momento es muy inferior a la de otros países. El consumidor español se gasta 53 euros de media en productos ecológicos al año, mientras que un suizo gasta 400 euros.

“La superficie ecológica ha aumentado el 26% en el último año en Castilla y León”

Manuel Fernández es técnico de calidad y promoción alimentaria en Itacyl. Ha destacado en el encuentro de Zamora que la entidad es la responsable del control de la producción ecológica en Castilla y León, de modo que, entre otros aspectos, “garantizamos que se cumplan los criterios de la Unión Europea para este tipo de producción”.

Uno de los retos a medio plazo es el de trasladar al consumidor información “sobre qué es un alimento ecológico y qué supone consumirlo”, ya que aún hay mucho desconocimiento.

Entre otras cosas, trabajar dentro del esquema ‘eco’ no es una vuelta atrás. “Al contrario, supone más trabajo y una producción mucho más profesionalizada”, advierte.

Fernández da testimonio de que el sector ‘eco’ ha crecido a doble dígito en los últimos años, “el único que lo hace de esa manera”, hasta alcanzar los 1.600 operadores en la actualidad. La superficie ecológica ha aumentado el 26% en el último año en Castilla y León.

Los mayores incrementos se dan en pastos, cereal, viñedo y frutos secos.

En su opinión, un factor que cabe tener en cuenta es “la falta de información”, pero el hecho de que los grandes operadores vayan entrando en este sector “hace que cada día más gente se acerque a él”.

“Debemos engrasar la maquinaria”

Por parte de otro de los organizadores del encuentro, el Banco Santander, Javier Martín, apunta que el paso necesario para que la cadena funcione es que el consumidor “conozca y valore” el producto ecológico.

En esta actividad y en el conjunto de la actividad agraria y agroalimentaria, “los bancos debemos ser el aceite que ayude a engrasar la maquinaria del sector”, subraya.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img