spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, septiembre 28, 2022
spot_img
InicioAguaLos regantes ofrecen diálogo y colaboración tras su no al Plan Hidrológico

Los regantes ofrecen diálogo y colaboración tras su no al Plan Hidrológico

El rechazo de los regantes a la Propuesta de Proyecto de Plan Hidrológico de la Demarcación del Duero 2022-2027, ha roto la tendencia positiva de votaciones anteriores.

La oposición mayoritaria al nuevo Plan Hidrológico, por 42 votos en contra frente a 34 a favor, ha desembocado en una situación inédita. Desde la Asociación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Duero (FerDuero) manifiestan que la colaboración de las Comunidades de Regantes, Juntas Centrales de Usuarios y Asociaciones de Comunidades de Regantes con la Confederación Hidrográfica del Duero ha sido “total y ejemplar” a lo largo de todos estos años, buscando un beneficio común, que no es otro que la satisfacción de las demandas y el respeto al medio ambiente.

Sin embargo, en el actual plan, FerDuero no ha encontrado la misma colaboración por parte del Organismo de Cuenca, “Ni a la hora de elaborar las normativas que van a regular nuestro funcionamiento, ni en la resolución diligente y efectiva de los problemas del día a día que sufren las Comunidades”.

Uno de los motivos de su oposición es no se han tenido en cuenta la mayoría de sus propuestas plasmadas en las más de las 1.000 alegaciones presentadas por todos los colectivos que agrupan a los regantes y por ellos mismos en particular.

“No nos parece razonable que las personas que legislan no tengan en cuenta a los que sufren las consecuencias”

Entre las alegaciones de los regantes está que el plan no cumple con muchas de las necesidades del regadío de Castilla y León, como son las tan necesarias regulaciones y aprovechamiento de los caudales, los nuevos regadíos, el aprovechamiento sostenible de las aguas subterráneas y las medidas contra la contaminación difusa.

“La credibilidad de la Administración Hidráulica en general y de la Confederación Hidrográfica del Duero en particular, la tenemos que poner en entredicho”, subrayan desde FerDuero, y apuntan a dos cuestiones fundamentales. La primera es que, en la Administración, “una cosa es lo que firma y lo que propone y otra cosa es lo que ejecuta o lo que hace”. La segunda es que en el caso del Organismo de Cuenca se han firmado convenios, como el de recaudación, solicitado múltiples colaboraciones con esta administración, ha habido compromisos surgidos en varias reuniones o pedido apoyo y solución de numerosos problemas que afectan a las Comunidades y a pesar de las buenas palabras nunca ha habido resultado positivo alguno, eternizándose los expedientes en el tiempo, llegando en muchos casos a una judicialización.

Búsqueda de un punto de encuentro

La Asociación de Regantes afirma no sentirse cómoda en esta situación de ruptura y confrontación. “Lo que deseamos es que haya diálogo y colaboración en el que todas las partes busquen puntos de encuentro y acuerdos tal y como ha ocurrido con los planes anteriores”, añaden.

Por eso apelan a la sensibilidad y empatía de la Confederación, la Dirección General del Agua y al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, hacia las gentes que han apostado por quedarse en el territorio. Ellos, recalcan, han sido “los auténticos actores del reto demográfico”, y quieren seguir viviendo de su actividad en un franco equilibrio entre la sostenibilidad económica y la ambiental. “No nos parece razonable que las personas que legislan no tengan en cuenta a los que sufren las consecuencias, mientras que a ellos no les afectan esas decisiones, por lo que nos hacemos una pregunta: ¿es esa la transición justa?”

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img