spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, agosto 17, 2022
spot_img
InicioEditorialNuestro editorial: mucho que escuchar

Nuestro editorial: mucho que escuchar

Llega el mes de junio y nos encontramos con una cosecha adelantada. Los golpes de calor de hace dos semanas han hecho mella en el cereal y este año toca hablar de producción media, con una calidad que se resiente en algunas zonas.

No estamos ante una tragedia, pero mayo ha sido un recordatorio de que el cambio climático está aquí para quedarse. Los que esperamos que no se queden son los costes de producción de esta campaña.

En todo caso resulta evidente que, de ahora en adelante, la planificación del cultivo debe ir acorde a los tiempos en los que nos ha tocado vivir, y ello incluye temperatura, disponibilidad de agua, costes de producción, normativa, gustos del consumidor y un largo etcétera que conforma un escenario cambiante, a veces imprevisible, pero que ni puede ni debe asustar a un agricultor que siempre se ha definido por su profesionalidad, por su capacidad de adaptación.

Cambia la economía y cambia el sector, pero hay algo que sigue siendo igual por mucho que los gobiernos se empeñen: el agricultor no es un banco y no puede asumir unos costes disparatados.

También hay que cuestionar si puede seguir adelantando auténticos dinerales para producciones en las que nadie la garantiza la rentabilidad. Por eso una bajada de impuestos parece la medida más inmediata y realista de cuantas puede adoptar un gobierno si de verdad está preocupado por las personas.

Hay que escuchar a productores y elaboradores, como CAMPO ha tenido ocasión de hacer a lo largo de los Encuentros Agroprofesionales celebrados en las nueve provincias de Castilla y León.

Las conclusiones han sido numerosas, y con enjundia, pero hay una que merece la pena destacar: la industria alimentaria debe estar cerca del agricultor y el ganadero si quiere acertar en sus decisiones. Pero al mismo tiempo el productor debe atender a las indicaciones de los transformadores si desea garantizar la rentabilidad de su explotación.

Queda mucho por hablar. Y por escuchar. Este mes de junio, quienes tienen la palabra son las cosechadoras, cuyo rugido ya empieza a oírse. Esperemos que nos traigan noticias que valgan la pena.


Este texto se publicó como editorial de CAMPO 97, en junio de 2022

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img