La publicación agraria líder
viernes, diciembre 3, 2021
spot_img
InicioGanaderíaOpecyl recuerda que la prevención de la mamitis en el ovino es...

Opecyl recuerda que la prevención de la mamitis en el ovino es crucial para la producción de leche

Tanto la higiene en el ovino, como en las instalaciones, es esencial en la producción correcta de leche. Este producto es rico en proteínas, nutrientes, vitaminas y minerales, por lo que el cuidado de su producción, así como de su ordeño, es necesario para que el producto sea de la calidad buscada.

Se ha de vigilar regularmente el estado de salud de los animales y el aspecto general del ganado. Particularmente se vigila que los animales estén en buen estado de salud general y no presenten trastornos que puedan contaminar la leche, así como enfermedades del aparato genital con flujo o inflamaciones perceptibles de la ubre. Se controla además la mamitis y en caso de sospechar una enfermedad incluida en el programa nacional de erradicación, se procede al aislamiento de los animales enfermos en una zona apropiada y si es necesario, se desinfectan adecuadamente el establo y los equipos.

Para el ordeño se ha de utilizar un sistema adecuado y seguro para separar la leche no apta para el consumo humano, es decir, la que procede de animales enfermos o en tratamiento. Antes del ordeño se verifica que los animales no presenten síntomas de enfermedades contagiosas transmisibles al hombre, que estén en buen estado de salud y que no presenten ninguna herida en la ubre.

Por otro lado, se comprueba la limpieza de los animales, especialmente de las ubres y se buscan signos de mamitis. Los pezones se limpian con toallas individuales para cada animal y si están bastante sucios, se utiliza una solución desinfectante autorizada. Posteriormente se retiran las pezoneras de forma correcta tras haber cortado el vacío y se procede al sellado de los pezones con un desinfectante seguro y efectivo. En caso de ordeño manual, se efectúa el control de la contaminación grosera de la leche.

Las instalaciones también deben presentar un estado óptimo de higiene para evitar la introducción y presencia de ningún animal en los locales de ordeño y almacenado y si fuera necesario, aplicar un plan apropiado contra plagas. Los productos químicos o farmacéuticos no deben almacenarse en el local de ordeñar ni en la lechería.

Además, es necesario que la explotación esté perfectamente iluminada durante el ordeño y que la arqueta del tanque pueda inspeccionarse durante la carga de la leche hacia la cisterna. Asimismo, los sistemas de ventilación deben ser adecuados para evitar condensaciones en las pareces y el local de ordeño debe limpiarse después de cada ordeño, y la lechería, al menos una vez al día.

Todas estas recomendaciones pueden sumarse a los planes de higiene que existan en cada explotación ovina de forma que se complementen y mejoren las condiciones sanitarias necesarias para que el producto y las ovejas tengan las mejores condiciones.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img