spot_img

La publicación agraria líder

sábado, mayo 28, 2022
spot_img
InicioPAC¿Por qué es tan importante presentar bien este año la solicitud de...

¿Por qué es tan importante presentar bien este año la solicitud de la PAC?

Lo que se perciba como pago base en 2022 se tomará como referencia para los próximos años. Conviene realizar un esfuerzo especial para que la declaración refleje fielmente la realidad de la explotación, y no perder de vista el debate sobre la nueva PAC. Así podremos tomar las mejores decisiones

El año 2022 va a ser determinante para la agricultura que se practique en Castilla y León, y en el resto de España, durante los próximos años. El agricultor y el ganadero deberán estar muy atentos y tomar las mejores decisiones ante la declaración de la PAC, ya que lo que perciba como pago base en 2022 se tomará como referencia para futuros ejercicios. “Por eso es importante hacer bien la solicitud de este año, incluyendo todos los derechos que se tengan”, recalca el director general de PAC de la Junta, Pedro Medina.

Nos encontramos en un año de transición ante la nueva PAC, que estará en vigor entre 2023 y 2027. Conviene tenerlo muy en cuenta porque a partir del año que viene las 50 regiones agrícolas españolas pasarán a ser 20, lo que tendrá consecuencias para el mapa de derechos.

El plazo para presentar la declaración se abre el 1 de febrero y se prolongará, en principio, hasta el 30 de abril.

Los tipos de suelo se actualizan

La situación actual se basa en los tipos de suelo que existían 2013, en función de si un suelo tiene la condición de cultivo permanente, superficie arable, etc. Es algo que se va a actualizar ahora, lo que será muy importante, por ejemplo, para las parcelas que hayan pasado de secano a regadío, o viceversa. “Este proceso será desarrollado por la Administración y el agricultor o ganadero no debe hacer ninguna gestión”, subraya Pedro Medina.

¿Es el momento de comprar nuevos derechos?

La importancia de 2022 para definir el pago base de cada agricultor o ganadero puede hacer que muchos se planteen comprar nuevos derechos en este momento, ya que si no los cobra en la declaración de este año tampoco los percibirá en 2023.

Pero el director general advierte de que es importante “planificarse bien” y tomar las decisiones más adecuadas que sea posible. “Yo siempre hablo del principio de precaución porque no se puede olvidar que los derechos actuales serán diferentes en el futuro”, recalca.

En la nueva PAC el derecho tendrá un valor bastante similar, aunque quizá el importe percibido sea algo inferior al actual pago base. “Pero el complemento adicional del pago verde ya no existirá, así que no se puede contar con él de forma automática”.

Una novedad importante: los ecoesquemas

En lugar del pago verde se van a aprobar los llamados ecoesquemas, que tendrán carácter voluntario. “El ecoesquema tendrá un valor fijo en función del tipo de suelo y no se corresponde con el valor del pago verde actual”, apunta Medina. Definirá siete prácticas que serán subvencionadas. A finales del primer semestre del año, la Junta sacará una nueva convocatoria para compromisos medioambientales, algo de mucha relevancia para determinados cultivos, como la remolacha, puesto que el agricultor necesita saber que seguirá contando con una ayuda asociada y también con la agroambiental.

“Programar” los cultivos

Para pedro Medina un buen arranque del nuevo sistema garantizará el éxito para consolidar las diferentes medidas; por eso es importante que el conjunto del sector ‘se ponga las pilas’ y permanezca atento, “que programe de forma adecuada sus planes de cultivo”.

Esa labor de programación y organización también hace oportuno que el agricultor y el ganadero vayan cumplimentando las fichas que ya se le han enviado. De este modo podrá ir planificando sus rotaciones y el número de cultivos que deberá sembrar.

Atentos al debate

También es importante participar en el debate sobre el diseño de la PAC; estar atentos a las diferentes propuestas e ir viendo cómo va tomando forma la política agrícola, para anticiparse y tomar decisiones antes de que la norma entre en vigor.

Por ejemplo, los ecoesquemas asociados a cultivos permanentes, como el viñedo, se basan en realizar determinadas prácticas, como sembrar la calle con una cubierta vegetal. Si el viticultor se informa ahora sobre ello se podrá hacer una idea de lo que va a estar en vigor a partir del mes de octubre, y tomar las decisiones correspondientes tras la vendimia.

Unos cambios “que llegan para quedarse”

Pedro Medina se muestra razonablemente optimista ante el nuevo escenario que se va dibujando. “La nueva normativa va a ser sencilla y fácil de cumplir, sobre todo en agricultura extensiva”. Puede haber alguien a la defensiva, pero “el agricultor ha demostrado en numerosas ocasiones que es inteligente, razonable, y estamos ante una nueva ocasión para demostrarlo”.

De hecho, no puede, sin más, renunciar a cumplir los ecoesquemas porque se traducen en una cuantía de dinero importante. “Hay que aceptar que se trata de cambios que llegan para quedarse, y que en muchos casos están para favorecer a la propia explotación, como ha sucedido en tantas ocasiones”.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img