spot_img

La publicación agraria líder

domingo, mayo 22, 2022
spot_img
InicioPatataPreparar ahora el suelo para que el arranque de la patata sea...

Preparar ahora el suelo para que el arranque de la patata sea perfecto

No es sencillo cumplir las exigencias del mercado en cuanto a calidad y apariencia de la patata. Por eso debemos tomar las decisiones adecuadas, de modo que el tubérculo se desarrolle sin problemas y el arranque lo trate de forma exquisita

El mercado de la patata está condicionado por una demanda cada día más exigente en relación con la calidad y la apariencia del producto. De ahí que el objetivo del agricultor sea tomar las decisiones adecuadas desde antes incluso de la siembra, para que el resto del ciclo avance sin contratiempos y el resultado sea el deseado.

Es importante preparar bien el terreno. “Está demostrado que donde se ha empleado la cribadora, y también la fresadora, la labor de cosecha es mucho más sencilla. Del mismo modo, si hubiera que hacer un aporcado sería más fácil si la tierra está bien preparada”, recalca Javier Aguilera, director de la compañía Alfersán, que distribuye en España la maquinaria de Grimme, la marca alemana con la gama más amplia, pero también más versátil en relación con el cultivo de la patata.

Aguilera considera superado el debate de si el tubérculo se debe recoger a mano o a máquina, ya que “si lo hacemos todo bien la patata acabará su ciclo en buen estado y la máquina no la dañará”. De hecho, “está demostrado que se produce más daño a la patata en el proceso de almacenaje que en el de arranque”.

Javier Aguilera, director de Alfersán.

Un ejemplo está en el empleo, tan extendido, de sacas o ‘big bags’, elemento que produce terribles daños en la piel de la patata. Con cada movimiento se da un gran rozamiento en el tubérculo, que nos aleja de la apariencia que demanda el mercado. Por eso “es mucho mejor cargar un camión a granel que en sacas, porque las patatas se golpearán entre ellas, pero eso no las daña”, recuerda el responsable de Alfersán, para quien “el granel también tiene muchas ventajas desde el punto de vista de la seguridad en el trabajo”.

En todo caso, gracias a máquinas como las de Grimme el agricultor se ahorra el peso de tener que gestionar la mano de obra, que es una de las grandes dificultades que existen en el sector.

Atender a la máquina a lo largo de toda su vida útil

Quince personas trabajan en Alfersán, que ofrece un servicio integral al agricultor, con un departamento comercial formado en todas las marcas que comercializa la compañía y con un nuevo refuerzo en el servicio de repuestos. Ante todo, el servicio técnico se forma continuamente para poder cubrir las necesidades del cliente a lo largo de toda la vida de la máquina.

Gracias a ello Alfersán puede cumplir uno de sus mandamientos, que es el de ofrecer al agricultor un “traje a medida” de su necesidades. Se tiene en cuenta el cultivo, el número de hectáreas que deberá trabajar y también el tipo de suelo, algo fundamental en la patata: “En función del tipo de tierra prevés más o menos limpieza en la configuración de la máquina, algo fundamental para reducir al máximo la posibilidad de que el tubérculo reciba impactos en el proceso del arranque”.

La importancia del maquinista

“Nos han llamado agricultores para preguntarnos por qué la misma patata, con la misma máquina, salía perfectamente de una tierra con piedras mientras salía magullada de un suelo arenoso”. El problema estaba en el maquinista, recuerda Aguilera. Por eso uno de los objetivos de Alfersán es formar a quien maneja la máquina sobre cómo hacerlo; que vea los problemas que se dan en el almacenaje como consecuencia de haber recogido la patata sin cuidado. También mostrarle cómo hacer los ajustes a la máquina para que todo vaya bien en el arranque.

Una visión de “calidad total”

Si quien conduce la máquina es especialmente cuidadoso, se traducirá en una patata mejor tratada y redundará en una mejor relación entre agricultores e intermediarios.

“Para mejorar esa relación ambos deben ponerse en el lugar del otro y comprender sus necesidades. No hay que olvidar que trabajamos dentro de una cadena y yo aplicaría una visión inspirada en la calidad total. Cada eslabón debe trabajar pensando que la siguiente etapa es su cliente; si preparas, debes dejárselo perfecto al que cosecha, y si cosechas debes hacer todo lo posible por obtener un producto perfecto para el que lo va a vender”, señala el director de Alfersán.

Al mismo tiempo, “también es cierto que cada eslabón debe comprender las necesidades del anterior”, matiza.

Máquinas tan delicadas como recoger a mano

El agricultor ya sabe que hay máquinas que recogen tan delicadamente como a mano, incluso con un soporte electrónico que permite corregir la falta de pericia del operario.

Son capaces de regular la velocidad de cosechado y de controlar la carga de lo que se va recogiendo, de modo que regulan la velocidad de las cintas para que el movimiento de las patatas sea el correcto. Es el ‘speed control’.

En la gama Evo, con el canal de arranque hidráulico, todas las cintas se pueden dotar de estos sistemas.

EVO, cosechadoras arrastradas de elevado nivel tecnológico

Las cosechadoras de la serie EVO son arrastradas pero con un nivel tecnológico muy similar al de las autopropulsadas. Suponen una ‘evolución’, de ahí su nombre, respecto a la serie SE.

El canal de arranque es hidráulico, dividido en dos partes. La primera cinta de arranque y la de la hierba tienen el sistema de control de cargas, con una velocidad de movimiento proporcional al avance de la máquina. La separación es por dedos.

La serie Evo cumple todas las premisas de digitalización para poder subvencionar su compra, dentro de lo que establece el decreto vigente sobre sostenibilidad y competitividad.

Evo 280.

EVO 280

Destaca la EVO 280, en la que todas las cintas se pueden configurar con el sistema ‘speedtronic’. La máquina tiene un poco más de limpieza que otras, de modo que quizá sea recomendable para terrenos con menos preparación, “pero es una máquina de trato muy delicado”.

Cuenta con una tolva de ocho toneladas, lo que reduce los tiempos de descarga, y una plataforma de clasificación ergonómica, con espacio para hasta seis personas. Puede disponer de un descenso del cabezal de tolva, que permite una entrega cuidadosa de la cosecha al vehículo de transporte.

También destaca el sistema MemoryControl (incluido de serie), para guardar y recuperar fácilmente los parámetros de arranque. Destaca el Speedtronic-Sep, que es opcional y que de forma automática ajusta la velocidad de los separadores y de la cinta de clasificación.

EVO 290, la hermana mayor

La Evo 290 es quizá la máquina más delicada en su trato con la patata. Es “la hermana mayor”, la arrancadora de dos hileras más grande del mercado. Es equivalente a la SE 75-55, pero con una tolva de nueve toneladas. Sus dimensiones llevaron a diseñarla con una peculiaridad: dispone de tres ejes, dos ruedas en el lado izquierdo y una en el derecho, para poder trabajar sin que la máquina se hunda en la tierra.

SE 75-55.

¿Piedras y terrones? SE 75-55?

La SE 75-55 es el modelo más extendido en España. Está pensada para un agricultor individual pero las emplean muchas empresas de servicios. Es una máquina de arranque lateral, de una hilera y con una tolva grande, de 5,5 toneladas.

Convence por su operación sencilla, con separación de hojarasca efectiva. Mediante la selección de tres separadores diferentes, la SE 75-55 separa el producto de cosecha no solo de la hojarasca, sino al mismo tiempo también de piedras y terrones.

A través de la mesa de clasificación ancha, en la que se pueden emplear hasta seis personas, la cosecha llega a la tolva grande. Opcionalmente la máquina está disponible con Clean Control, que regula el ajuste de los separadores en forma central.

SV de Grimme.

La SV, un cuidado exquisito

En la SV el canal de limpieza es absolutamente recto, con una noria que eleva las patatas hasta la mesa de inspección. Está concebida para suelos muy preparados, a ser posible con una cribadora como la Combi Star, ya que limpia poco el producto y, a cambio, lo cuida de forma exquisita. “Porque está verificado que todas las máquinas de Grimme, incluso las de mayor limpieza, tratan bien al producto”.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img