spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, septiembre 28, 2022
spot_img
InicioActualidad cultivos“¡Que no cunda el pánico! Hay semilla de girasol suficiente”

“¡Que no cunda el pánico! Hay semilla de girasol suficiente”

Se ha desatado la “tormenta perfecta” en favor de la pipa, con unos costes de producción disparatados para muchos cultivos de regadío y con unos precios más que atractivos en los mercados internacionales. Pero no habrá desabastecimiento

Ricardo Ortega

La primavera de 2022 ha desatado la “tormenta perfecta” en favor del girasol, con unos costes disparados para muchos cultivos de regadío, con escasez de agua en los embalses y unos precios internacionales para la pipa que ya rondaban los 600 euros antes de que Putin decidiera invadir Ucrania.

Después llegó la guerra, con consecuencias nefastas para el país agredido, que además es el mayor exportador de girasol del mundo. Ni se sabe cuándo volveremos a ver un barco con girasol del país eslavo, con un escenario en el que los ciudadanos de la UE han visto peligrar su seguridad alimentaria.

Carlos Blanco, de Koipesol, prevé un crecimiento importante de la superficie de cultivo, en primer lugar por las superficies de regadío en las que el agricultor no quiera hacer frente a los elevados costes y a la escasez de agua.

Barbecho

También animan al sector unos precios elevados y una superficie de barbecho que ya puede acoger cultivos sin que peligren las ayudas de la PAC. El dato objetivo que permite medir el incremento de superficie está en los pedidos de semilla, y estos se han disparado. “En algunas zonas los pedidos se han duplicado y otras el aumento de demanda puede rondar el 20%”, señala.

Esa demanda por parte de los almacenes puede responder a un análisis riguroso de la situación, que parece apuntar a un incremento importante de la superficie de cultivo. También puede obedecer a una “cierta psicosis”, al miedo al desabastecimiento. Pero este no se va a producir.

Ya antes de la agresión de Putin el girasol cotizaba cerca de los 600€

“Es posible que no todo el mundo tenga exactamente la variedad que le gustaría, pero es seguro que va a haber semilla para todos y que la demanda se va a atender”, recalca el responsable de la compañía.

No hay que ponerse nervioso y pedir de más para hacer acopio de semilla. Para Blanco, no es descabellado pensar que este año se pueda pasar de 250.000 hectáreas a cerca de 300.000.

En Castilla y León el girasol alto oleico suele rondar el 25-30% de la superficie, y eso es algo que no cambiará sustancialmente este año. El precio para el agricultor va ser muy parecido y la industria va a recibir de buen grado toda la producción, dada la dificultad para traer pipa de Ucrania.

“El precio del aceite de oliva subirá y su alternativa natural es el girasol alto oleico, pero en España todavía no se ha extendido esa cultura”, recalca Blanco. También se destinarán a consumo humano otros tipos de aceite, como el de orujo de oliva, que habitualmente tiene otro tipo de destino.

Siembras


La semana entrante habrá tempero para empezar a sembrar en algunos lugares, mientras en Andalucía seguirán las siembras, que de momento solo se han completado en un 40%. En esta comunidad y en Castilla-La Mancha también se incrementará la superficie de cultivo.

César Álvarez, de Oleokelsa, destaca que en Ucrania se va a fomentar la siembra de maíz y cereal, sobre todo si el diálogo se consolida, e incluso se ha destinado a unidades militares a ayudar a esas labores. Pero son siembras destinadas a alimentar a la población local, no para exportación, y dejando las oleaginosas -como el girasol- en segundo plano. Tampoco ayuda a sus ventas al extranjero el tener los puertos bombardeados o minados, cuando no en manos rusas.

Las próximas siembras en Ucrania dejarán las oleaginosas en segundo plano

Álvarez también apunta a un incremento muy notable de las siembras, aunque advierte de que la Comisión Europea no puede ser demasiado permisiva con las importaciones desde EEUU o Sudamérica.

“En Castilla y León no se entendería que se rebajaran las exigencias sanitarias, o sobre alimentos transgénicos, en las importaciones mientras el agricultor de aquí sigue sometido a las mismas restricciones de siempre”. “Hay que ver si esas compras son algo puntual o se abre la puerta de forma permanente”, advierte.

Para el representante de Oleokelsa, estamos ante una buena ocasión para recordar las ventajas del girasol como cultivo, tanto por razones agronómicas y económicas como por su papel para el medio ambiente.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img