spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, agosto 17, 2022
spot_img
InicioColzaUn cambio en la PAC hace que colza y girasol pierdan 40...

Un cambio en la PAC hace que colza y girasol pierdan 40 euros por hectárea, pese a su carácter estratégico

Tras casi veinte años y tras las dos últimas PAC recibiendo la ayuda asociada a cultivos proteicos, girasol y colza quedarán ahora excluidos

Ricardo Ortega

El secretario general de Agricultura, Fernando Miranda, ha informado a las organizaciones agrarias de los ajustes que exige la Comisión Europea al Plan Estratégico de la PAC diseñado por España.

Entre ellos destaca la eliminación de la ayuda a cultivos proteicos para la colza y el girasol, un cambio que impacta directamente sobre la agricultura de Castilla y León, comunidad que es la mayor productora tanto de girasol como de colza en España.

En la PAC actual el cultivo del girasol, junto a otras oleaginosas, está incluido en este paquete de cultivos susceptibles de percibir una ayuda asociada a los cultivos proteicos, si bien en menor intensidad que leguminosas o proteaginosas.

Además, el cultivo del girasol y la colza tienen un tope de hectáreas a partir de la cuales ya no se percibe esta ayuda: 50 hectáreas.

“Una metedura de pata”

Para César Álvarez, responsable de oleaginosas de Oleokelsa, la eliminación de la ayuda es una metedura de pata, “especialmente en el caso del girasol”, con enormes beneficios ambientales: es una de las pocas rotaciones del cereal, aprovecha el nitrógeno de las capas profundas del suelo, fija en el suelo CO2 de la atmósfera y, por si fuera poco, en verano supone el único refugio para buen número de aves.

¿Seguirá siendo rentable el girasol?

Tampoco se entiende esta medida desde un punto de vista económico y estratégico, en un momento en que la UE potencia estos cultivos ante la caída de las exportaciones ucranianas. Ahora mismo el precio del girasol ha bajado sensiblemente con respecto a hace tres meses. La cosecha arranca en Andalucía en la primera semana de julio, “y ya veremos cómo se sitúa cuando dé comienzo en Castilla y León”.

Ahora mismo la pipa es rentable, pero hay que relativizar esa idea, puesto que hay que tener en cuenta el precio actual de los insumos. Además, la ayuda vigente hasta ahora es una gran ayuda al cultivo, que solo da beneficio al agricultor en los años en que hay buena producción. “Es una ayuda que favorece al agricultor medio y que anima a una rotación adecuada”, recalca Álvarez.

Qué hacer con esos 45 millones

El Ministerio de Agricultura propone que los 45 millones que se destinaban a esta medida pasen a la ayuda básica a la renta y se asignen a las tres regiones de cultivos herbáceos de secano donde se ha venido sembrando girasol y colza históricamente. Una estrategia que UPA rechaza. A cambio, proponen dos alternativas:

  • Que se siga contemplando la ayuda a las oleaginosas como parte importante del Plan Proteico Nacional. Esto se justifica por el valor proteico que tiene la torta de girasol y colza. En este caso la ayuda sería proporcional a la contribución media por hectárea a la producción de proteína para consumo animal en relación a un cultivo medio de una proteaginosa. “Es decir, si una veza o un guisante con 1.500 Kg/ha aporta unos 390 kilos de proteína/ha y un girasol con una producción de 1.200 Kg/ha aporta, a través de la torta, 309 kgs de proteína/ha, proponemos que la ayuda al girasol se ajuste según esa proporción; es decir los 60€/ha se ajusten a 48€/ha”.
  • Que no se pierdan fondos de los paquetes de ayudas acopladas. De tal forma que, si se mantiene la negativa por parte de la Comisión Europea de mantener el apoyo al sector de las oleaginosas con el paquete del 2%, UPA propone incrementar el apoyo unitario a las leguminosas, proteaginosas y legumbres hasta los 90 y 120€/ha, respectivamente.

Para Asaja, la propuesta supondría diluir estas ayudas, con un mínimo incremento para todos los agricultores, independientemente de que sean cultivadores o no de girasol.

“Lo que propone el ministerio es un sistema de café para todos, que dejará al cultivo sin incentivo real. Algo injusto y además peligroso porque históricamente somos deficitarios en estas producciones”, apunta el presidente de Asaja de Castilla y León, Donaciano Dujo.

Por eso propone al ministerio que arbitre y dote medidas de apoyo directo a estos cultivos para que permanezcan en las zonas a las que siempre ha estado unido. Hay que tener en cuenta que el girasol es de las escasísimas alternativas al cereal en comarcas agrícolas con una agricultura complicada.

40 euros por hectárea

En los últimos años, la ayuda asociada para oleaginosas (tanto girasol como colza) ha sido de alrededor de 40 euros por hectárea, aunque para la nueva PAC se apuntaba un importe de 60,00 euros/hectárea, algo que ahora no será posible.

En Castilla y León la superficie de oleaginosas ha rondado cada campaña las 250.000 hectáreas, aunque este año 2022 se ha incrementado hasta las 452.844, por los ajustes permitidos por Bruselas ante unos mercados desabastecidos por la guerra en Ucrania.

Ayuda asociada cultivos proteicos (subrégimen oleaginosas) 
 
AñoImporte (€/ha)Presupuesto nacionalSolicitudes CyLSuperficie CyL (ha) 
201538,14929622.891.000 €15.848233.760 
201637,71255922.891.000 €16.648243.088 
201734,73589322.891.000 €17.362256.692 
201837,13521522.891.000 €17.348261.101 
201937,72818422.891.000 €17.311272.357 
202040,16911522.891.000 €16.263254.659 
202139,26910022.457.000 €251.138 

Elaboración: ASAJA CyL, sobre datos oficiales

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img