La publicación agraria líder
lunes, noviembre 29, 2021
spot_img
InicioPortada APPUPA señala las 13 precauciones para evitar los peligros de la ola...

UPA señala las 13 precauciones para evitar los peligros de la ola de calor en el campo

Ante las temperaturas máximas que se esperan desde hoy día 12 y que se extenderán a lo largo de todo el fin de semana alcanzando hasta los cuarenta grados, UPA en Castilla y León ha trasladado a los agricultores y ganaderos una serie de pautas a seguir en  el campo, puesto que si no nos tomamos en serio esta ola de calor las consecuencias pueden ser muy graves.

UPA advierte de medidas básicas, razonables y personales que los agricultores y ganaderos deben cumplir estos días si se exponen a estas altas temperaturas.

Además, hacemos un llamamiento al conjunto de la sociedad para que haya máxima  precaución en el medio rural ante el peligro máximo de incendios y el riesgo real de tormentas secas que podrían dejar rachas fuertes de viento y abundante aparato eléctrico.

De igual modo, reclamamos máximo cuidado en las labores agrícolas habituales en estas fechas para que una vez más se cumplan con los habituales protocolos de prevención que llevan a cabo los agricultores en fechas estivales.

Por otro lado y a nivel individual las quemaduras, erupciones cutáneas debido a la sudoración o la humedad ambiental, calambres, espasmos o dolores musculares, visión borrosa, mareos, debilidad, pulso débil, sequedad de las mucosas y la piel, fatiga extrema, náuseas, malestar, taquicardia, dolor de cabeza, desvanecimiento e incluso la muerte son varios de los peligros a los que se exponen los agricultores y ganaderos ante la fortísima ola de calor que se ha anunciado.

Por ello, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) quiere recordar a los profesionales del campo de Castilla y León los riesgos que corren estos días en su trabajo.

UPA enmarca su lucha por prevenir riesgos laborales en el sector agrario en su proyecto Agri-Preven, difundiendo las trece medidas básica para “prevenir antes que curar estos días en las explotaciones agrarias”.

  1. Usar ropa amplia, ligera, fresca y de colores claros. Evitar la exposición al sol de partes del cuerpo descubiertas. Por ejemplo, protegiendo la cabeza con gorra o sombrero.
  2. Aumentar la ingesta de agua y sal para compensar las pérdidas que se producen con el sudor. Proporcionar agua potable en las proximidades de los puestos de trabajo.
  3. Si es posible, combatir el calor mediante el acondicionamiento del aire (enfriamiento). Habilitar zonas de sombra o locales con aire acondicionado para el descanso de los trabajadores.
  4. En caso de aparecer los primeros síntomas de fatiga por esfuerzo físico (dolor de cabeza, sudor abundante y pulsación alta), descansar inmediatamente y colocarse en un lugar fresco.
  5. Verificar las condiciones meteorológicas de forma frecuente e informar a todos los compañeros y compañeras. Asimismo, informarles sobre los riesgos relacionados con el calor, sus efectos y las medidas preventivas y de primeros auxilios que hay que adoptar.
  6. Evitar el trabajo individual, favoreciendo el trabajo en equipo para facilitar la supervisión mutua de los trabajadores.
  7. Limitar las tareas pesadas que requieran un gasto energético elevado. Si es posible, proporcionar ayudas mecánicas para la manipulación de cargas.
  8. Instalar ventiladores, equipos de climatización, persianas, estores y toldos para disminuir la temperatura en caso de locales cerrados.
  9. Limitar el tiempo o la intensidad de la exposición, haciendo rotaciones de tarea siempre que haya sitios con menor exposición que lo permitan.
  10. Planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor, adaptando, si es necesario, los horarios de trabajo.
  11. Considerar que es necesario un periodo de 7 a 15 días para que el trabajador se aclimate al calor. Cuando se deja de trabajar en condiciones calurosas durante periodos como las vacaciones o bajas laborales, es necesario volver a aclimatarse al incorporarse de nuevo al trabajo.
  12. Aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación (cada hora, por ejemplo).
  13. Permitir al trabajador, en la medida de lo posible, adaptar su propio ritmo de trabajo.
ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img