spot_img

La publicación agraria líder

viernes, diciembre 9, 2022
spot_img
InicioCerealConsejos sanitarios para conservar el grano hasta que llegue el momento de...

Consejos sanitarios para conservar el grano hasta que llegue el momento de vender

La gran pregunta es si se cumplirán las expectativas de una buena cosecha en Castilla y León. Es aquí donde puede tener un papel crucial la decisión de cómo y por cuánto tiempo conservar el cereal, de modo que se pueda retener en condiciones óptimas hasta que llegue la decisión de vender.

Para el responsable de Comercial Química Massó, Jesús Román, para hacer frente a los posibles escenarios será fundamental realizar una buena conservación. “Tendremos que prestar mucha atención a su almacenamiento, que sea el más adecuado, con las garantías suficientes para que se conserve en las condiciones más óptimas y saludables posibles; por todo ello desde Massó queremos aportar nuestro ‘grano de arena’, con un producto como Granet, que es apto incluso para su utilización en agricultura ecológica”.

Es de la misma opinión Jesús del Río, director de la delegación de Roca Defisan en Castilla y León: “Sin duda alguna la industria agroalimentaria necesita y exige abastecimiento para su producción de forma continuada, y por tanto el almacenamiento de cereal brinda la oportunidad de operar en cualquier momento del año luchando por los mejores precios aprovechando situaciones favorables de mercado”.

Es muy recomendable adecuar nuestras instalaciones ante la llegada de una nueva mercancía. Para ello, Jesús del Río recomienda “limpiar a fondo el espacio y, por último, realizar un tratamiento de desinsectación por pulverización con insecticida”.
Es necesario que se desinsecte a fondo la instalación sobre una estructura lo más limpia posible “para que el efecto del insecticida sea lo más duradero y persistente ante una posible insectación”.

Insiste en que las medidas preventivas para una buena conservación del grano radican en “un control frecuente de la mercancía” para conocer su evolución, ya que “no hay que olvidar que se trata de un material vivo” que puede sufrir cambios en sus parámetros y que por su condición de materia alimentaria puede ser susceptible de ser atacado por insectos, aves y roedores. Todo ello va en detrimento de su calidad y por tanto de su conservación, “y por supuesto en la comercialización”.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img