spot_img

La publicación agraria líder

viernes, diciembre 2, 2022
spot_img
InicioColzaLa colza sigue atrayendo el interés creciente de los agricultores

La colza sigue atrayendo el interés creciente de los agricultores

La colza cuenta con un número creciente de adeptos entre los agricultores de Castilla y León, con unas reticencias que van desapareciendo a medida que el profesional se hace con los secretos del cultivo y al mismo ritmo en que este muestra sus puntos fuertes, sobre todo en comparación con el cereal.

Así se constató en la jornada técnica organizada por CAMPO el último día de agosto en la sede de Argo Tractors, en Villamarciel, un encuentro en el que participaron cerca de 300 profesionales y en el que diferentes expertos compartieron sus conocimientos sobre un cultivo que ha llegado para quedarse.

Gonzaga Hernández Zaballos, de KWS Semillas, destacó que las semillas de colza enriquecen desde hace dos años el portafolio de la compañía, aunque el trabajo con estas variedades viene de muy atrás. “Solo hemos salido al mercado cuando hemos contado con un material de la calidad suficiente para ofrecerlo al agricultor”, destacó, y de hecho sus variedades están presentes este año en las recomendaciones realizadas tanto por Acor como por Itacyl, en el marco de la red Genvce.

En relación con las recomendaciones señaló que las mismas semillas resultan más rústicas y más competitivas en secano que en regadío, y con mejores resultados en aquellas variedades ensayadas durante tres o más años, “a las que se debe prestar especial atención porque nunca hay dos años iguales”.

¿Qué variedad de colza?

El responsable comercial de KWS destacó durante su intervención la ventaja competitiva de variedades híbridas frente a las tradicionales, sobre todo por poseer una capacidad productiva mucho mayor. Además, y en concreto, Gonzaga destacó la presencia de variedades que han demostrado tolerancia a nematodos cuando se va a sembrar colza sobre remolacha.

Además, la investigación en variedades permite poner en el mercado semillas que demuestran un especial vigor en la nascencia, “tan importante para un cultivo que debe llegar al frío con un desarrollo suficiente”, si bien para el responsable de KWS ese desarrollo foliar debe ir acompañado de un desarrollo radicular equivalente “para que la planta llegue en buen estado a la parada invernal”.

Otra posibilidad es inclinarse por variedades que cubran el suelo “cuanto antes” para evitar la competencia de otras plantas, lo que será de gran ayuda para controlar las malas hierbas y obtener un desarrollo mucho mejor.

Hay que tener en cuenta que una de las decisiones fundamentales a la hora de escoger la variedad de colza es si sembramos una variedad convencional o Clearfield, de gran utilidad ante determinadas malas hierbas, como las crucíferas, y que para Gonzaga “es más interesante en secano que en regadío”, ya que en este existe la posibilidad de aplicar herbicidas por medio del riego.

De la misma opinión se mostraron Gisela Peñas y Alfredo Alameda, de BASF, quienes definieron Clearfield como un sistema “único” para la colza que combina semillas híbridas con el herbicida Cleranda, y que representa “la mejor solución para controlar las malas hierbas en colza”.

La obtención de variedades tolerantes a las imidazolinas posibilita la lucha contra malas hierbas de la misma familia que la colza “desde los primeros estadios del cultivo”, subrayaron, además de destacar que el sistema Clearfield es apto para cualquier forma de trabajo, incluido el mínimo laboreo. Cleranda posee un extenso periodo de aplicación y un amplio espectro de eficacia. Asimismo, permite la aplicación en postemergencia.

Para Alfredo Alameda, “lo importante es que apliquemos ese herbicida cuando las malas hierbas hayan nacido pero aún sean pequeñas”. Cleranda integra dos ingredientes activos, imazamox y metazacloro, que actúan con modos de acción diferentes, lo que le da una alta eficacia tanto para gramíneas como para hierbas de hoja ancha.

Calcular el precio de la colza es más sencillo de lo que se piensa

Para hablar del precio de la colza acudieron a Villamarciel Juan Portalupi y Rubén Ronco, de Glencore, la principal empresa privada dedicada a la compraventa de materias primas y alimentos del mundo. La compañía controla casi el 10% de trigo del mundo y cerca del 25% del mercado mundial de cebada, girasol y colza, como recordó Portalupi, que además dejó claro que Castilla y León es la principal productora de España, con la mitad de la producción.

En realidad, calcular el precio de la colza es más sencillo de lo que se piensa, como señaló Rubén Ronco, para quien la clave reside en el mercado de futuros de Francia, que es el principal consumidor de la UE. Como demostró durante su ponencia, la evolución de los precios se puede seguir en la página web www.barchart.com, donde todo el mundo puede acceder a la situación de los mercados anglosajones (EEUU, Reino Unido, Canadá y Australia) para informarse de la evolución del grano y las oleaginosas.

La fertilización

El encargado de dar pistas sobre el abonado de la colza fue Jesús Bravo, de la compañía CT Bravo, que destacó como característica del cultivo “su raíz pivotante y que tiende a profundizar, que prefiere suelos que drenen bien”. De forma especial, este cultivo requiere la presencia de materia orgánica en el suelo, “para que haya vida, presencia de microorganismos, y que ello ayude a la planta a metabolizar los elementos que le aportamos”.

Para Bravo, la planta consume abundante energía absorbiendo y asimilando los elementos inorgánicos, de modo que “se lo debemos poner más fácil para que invierta menos energía en alimentarse y la pueda dedicar a crecer y desarrollarse”.

En ese capítulo juega un papel importante Chamae, un complemento perfecto para el abonado de fondo pero que incluso puede sustituir a la fertilización mineral, “siendo válido para la agricultura ecológica”.

Demostración de maquinaria

Teo Meneses, de Solá, analizó las ventajas de la transición desde las sembradoras con distribución mecánica a las de distribución eléctrica y se detuvo de forma especial en la Prosem-K Elektra, cuyo sistema de transmisión sustituye todas las transmisiones mecánicas por cadena. Su ponencia, que se desarrolló sobre todo en el exterior del recinto, concitó el interés de numeroso público, que pudo conocer las claves de esta máquina concebida dentro de la “agricultura de precisión”, de modo que se pueden modificar las dosis de siembra en función de mapas de rendimiento y sistemas de posicionamiento GPS.

El anfitrión del evento fue Miguel Ángel Álvarez, responsable de Producto de Argo Tractors en España, se detuvo en el McCormick X7.690 p6-Drive, finalista al premio ‘Tractor of the Year 2019’. McCormick ofrece tractores desde 25 hasta 310 caballos y el X7.690 p6-Drive es el modelo de mayor potencia de la serie X7.6, “posicionada en el segmento de alta potencia”, según Álvarez.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img