spot_img

La publicación agraria líder

sábado, febrero 4, 2023
spot_img
InicioColzaLa colza sobre barbecho

La colza sobre barbecho

La preparación del terreno, con una labor de fondo y tierra suelta sin terrones, es un factor muy importante para el éxito del cultivo

El barbecho permite hacer laboreo con tiempo para tener el terreno en condiciones óptimas para la sementera a mediados de septiembre

José Antonio Blanco. Delegado Acesur y Gerente de Semillas Blanco S.L.

Uno de los factores más importantes para el éxito del cultivo de colza es la preparación del terreno. Necesitamos que el lecho de siembra esté bien preparado: labor de fondo profunda y tierra suelta sin terrones, con el fin de posicionar la semilla a la profundidad correcta (entre 1,5 y 2 centímetros) y en fecha oportuna. El barbecho nos permite hacer laboreo con tiempo para, a mediados de septiembre, tener la tierra en condiciones óptimas en la sementera de la colza.

Este año 2017, dadas las circunstancias de sequía extrema que hemos padecido en toda la región, ha obligado a dejar muchas hectáreas de barbecho en zonas donde tradicionalmente no se hace. Esta condición nos da la posibilidad de sembrarla en buenas condiciones de laboreo y a tiempo. En mi opinión, es una de las mejores opciones ya que la colza está demostrando que tras una buena implantación es uno de los cultivos mas rústicos de los que disponemos.

En un año tan desastroso como ha sido este los resultados de producción de colza están a la altura del cereal e incluso algo mejor. Teniendo en cuenta que el precio es algo más del doble que el de la cebada salen mejores cuentas. También hay que considerar que la rotación de colza a trigo está demostrado ser muy buena; esta práctica de cultivo ya está implantada en zonas donde se deja barbecho tradicional. Zamora, Ávila… en estas zonas se ha expandido como un gran cultivo alternativo, cada año se siembran más hectáreas consiguiendo grandes resultados.

Tras leguminosas

Existe otra rotación idónea, que si bien no es un barbecho se le asemeja bastante, siempre que nos deje hacer las labores a tiempo. Es la rotación después de leguminosas. La legumbre, una vez recogida, nos deja el terreno libre de rastrojo muy pronto, pudiendo hacer labores de preparación si las condiciones climáticas nos lo permitan.

Si podemos aprovechar las aguas de algún nublado o las lluvias de septiembre, haciendo un mínimo laboreo, también podemos conseguir un buen lecho de siembra y por consiguiente una buena implantación de colza.
En resumen, el cultivo de colza es bastante técnico y una de las condiciones imprescindibles para alcanzar el éxito es la preparación del terreno. Y este año, por circunstancias, puede ser óptimo para probar.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img