spot_img

La publicación agraria líder

sábado, junio 25, 2022
spot_img
InicioInnovaciónLa red GNSS de Castilla y León moderniza su infraestructura para...

La red GNSS de Castilla y León moderniza su infraestructura para mejorar el servicio

El sistema proporciona correcciones para la nuevas constelaciones de satélites: Galileo (Europa) y Beidou (China). Permite a la maquinaria agrícola posicionarse con una precisión de un centímetro y desarrollar sistemas de conducción autónoma

La Red GNSS de Castilla y León es un servicio público y gratuito del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) que proporciona una señal que complementa a la procedente de los satélites de navegación globales.
La infraestructura, que entró en funcionamiento oficialmente en el año 2008, suministrando correcciones para las constelaciones GPS (americana) y Glonass (rusa), ahora se moderniza para mejorar la calidad del servicio y para suministrar correcciones de las nuevas constelaciones Galileo (Europea) y Beidou (China). Así lo destaca David Nafría, jefe de la Unidad de Información Geográfica e Innovación de Itacyl.

Esta infraestructura permite a las máquinas agrícolas posicionarse con una precisión de un centímetro y desarrollar sistemas de conducción autónoma. Los tractores equipados con sistemas de autoguiado realizan las labores siguiendo patrones definidos mientras son supervisados por el conductor en la cabina, mejorando las condiciones de trabajo y el rendimiento de las labores. Esta tecnología es un elemento esencial de la agricultura de precisión que permite ahorrar costes reduciendo inputs, al tiempo que se aumentan las producciones mejorando el margen de las explotaciones y su competitividad. El uso de este tipo de tecnología tiene también indudables beneficios ambientales, al reducir la contaminación difusa y hacer un uso óptimo de los recursos naturales.

La adopción de tecnologías de autoguiado es cada vez más habitual en las explotaciones de Castilla y León conforme la maquinaria agrícola va actualizándose o equipándose. Diferentes estudios han demostrado que los sistemas de guiado producen ahorros cercanos a los diez euros por hectárea en cultivos de cereales en secano y hasta 50 euros por hectárea en cultivos de regadío de alto valor lo cual facilita la amortización de la inversión en apenas dos años. Estos ahorros se justifican en la reducción de solapes que implican costes de inputs, mano de obra y desgaste de maquinaria. Además, estos sistemas facilitan enormemente la extensión de las horas de trabajo en las épocas de punta para aprovechar las ventanas de oportunidad para realizar las labores.

La Red GNSS actualmente tiene cerca de 6.000 usuarios dados de alta en el sistema, de los cuales hasta 1.000 llegan a conectarse simultáneamente en un mismo día en las épocas de mayor actividad agrícola. Durante los últimos años ha habido un crecimiento sostenido del 20 o 30% anual en el número de usuarios. Inicialmente los usuarios eran fundamentalmente técnicos vinculados al sector de la topografía, la ingeniería y la construcción, pero en los últimos 5 años son los agricultores los que están adoptando el uso de este tipo de tecnología. Este movimiento se valora muy positivamente desde el Itacyl puesto que con el paso del tiempo se ha visto que esta infraestructura tiene un gran aprovechamiento en el ámbito agrícola.

Así funciona

El mecanismo de funcionamiento es el siguiente: El usuario recibe en campo datos de los sistemas de navegación por satélite en su dispositivo, generalmente un equipo profesional con capacidad RTK, al mismo tiempo usa una conexión a Internet a través de telefonía móvil para recibir de los servidores del Itacyl una señal complementaria en directo que le permite mejorar la precisión del sistema y pasar de 2m de error a solo uno o dos centímetros. Esta señal se genera con la información procedente de 50 estaciones de referencia permanente, instaladas en edificios públicos de la Junta de Castilla y León conectados a su red de datos corporativa. El sistema funciona en contínuo las 24h al día, los 365 días al año en los servidores del Itacyl.

En los últimos 24 meses desde el Itacyl se ha realizado un esfuerzo inversor para reforzar el servicio y asegurar la calidad de servicio de esta infraestructura que tiene características críticas al depender tantos usuarios para su trabajo diario. En primer lugar, se ha creado un servidor en la nube de forma que el servidor que existe en las instalaciones del Itacyl en la Finca Zamadueñas (Valladolid) está duplicado con otro alojado en un Centro de Proceso de Datos de Microsoft Azure. Ambos servidores están administrados por el Itacyl, pero el segundo es totalmente independiente del primero y no comparten sistemas de comunicación, por lo que una caída simultánea de ambos es altamente improbable. Esto ha permitido mejorar solidez y garantía de funcionamiento al sistema con un número creciente de usuarios.

Nuevos receptores

Como complemento a la redundancia de servidores, se ha acometido un proceso de actualización de los receptores y las antenas. Mediante dos procesos de contratación, el Instituto ha adquirido 37 nuevos receptores GNSS de altas prestaciones que permiten el seguimiento de las constelaciones GPS, Glonass, Galileo y Beidou. Galileo y Beidou son los nuevos sistemas de navegación por satélite globales lanzados por la Unión Europea y China.

Precisión

Los nuevos receptores están acompañados de nuevas antenas geodésicas de alta precisión que han sido calibradas individualmente para asegurar que la Red GNSS de Castilla y León dispone de la mayor precisión posible incluso para aplicaciones que requieran de alta calidad en la determinación de la altura.

Modernización

La modernización del sistema se ha completado con una actualización del software de control para adaptarlo a las nuevas constelaciones. Los receptores modernos multiconstelación siguen habitualmente unos 30 satélites, lo que implica unas mayores necesidades de procesado para la red que dispone de 50 estaciones de seguimiento.
Inversión

Todos estos trabajos de modernización han supuesto una inversión en equipamiento cercana al medio millón de euros repartidos en las anualidades 2019 y 2020. Se espera que los equipos instalados tengan una vida útil de 10 años durante los cuales existirán unos costes de mantenimiento de unos 60.000 euros anuales. Desde el Itacyl se considera a la Red GNSS como un servicio prioritario para facilitar la digitalización del sector primario y en consecuencia se ha dotado siempre del presupuesto suficiente para asegurar un funcionamiento óptimo.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img