La publicación agraria líder
viernes, diciembre 3, 2021
spot_img
InicioCerealLas cosechadoras más madrugadoras entran en parcelas de El Carpio y Madrigal,...

Las cosechadoras más madrugadoras entran en parcelas de El Carpio y Madrigal, con cebadas de casi 4.000 kilos

Un año más, la comarca abulense de la Moraña es una de las más madrugadoras a la hora de cosechar el cereal. Las máquinas ya han entrado este jueves, 10 de junio, a recoger la producción en algunas parcelas y las labores se pueden generalizar en torno al martes 15.

Este año hay otros puntos muy madrugadores, como El Carpio, en la provincia de Valladolid. Las mejores cebadas del municipio han dado cerca de 4.000 kilos por hectárea.

El agricultor Antonio González empezó la cosecha el jueves y ha retomado la labor a las diez de la mañana del viernes. Se ha decidido una vez vista la buena presentación de la cebada y tras comprobar los buenos resultados que ofrecían los análisis realizados.

Rendimientos y peso específico serán «normales», sin llegar a los obtenidos el año pasado, que recuerda como «excepcional». Sus primeras cebadas han dado 3.900 kilos. Son cebadas «rabiosas», que no han finalizado su ciclo de forma normal, de modo que lo previsible es mejorar esa cifra en las próximas semanas.

En gran parte del municipio carpeño las altas temperaturas han adelantado la cosecha. Incluso algunos agricultores «han regado la cebada hasta la semana pasada, pero ya se les estaba secando», destaca Antonio. En El Carpio las tormentas de la semana pasado apenas dejaron tres o cuatro litros, lo que no se ha notado en el cultivo.

Otro factor que puede animar a cosechar ya son unas previsiones de precio relativamente positivas.

Madrigal, una localidad madrugadora

Joaquín Antonio Pino, agricultor de Sinlabajos (Ávila) y presidente provincial de Asaja, destaca la particularidad de que la primera zona en cosechar suele ser siempre el entorno de Madrigal de las Altas Torres, en la comarca morañega.

Los trabajos siempre empiezan unos diez días antes en Madrigal que en la zona de Arévalo, a pesar de que ambas localidades forman parte del mismo territorio, con una distancia de apenas 25 kilómetros entre ambas.

Estas fechas corresponden con lo habitual en los últimos años, de modo que las temperaturas relativamente bajas registradas hasta hace escasas fechas no han alterado el calendario. Eso sí, aquellas zonas en las que llovió la semana pasada van a aprovechar esa agua, que se traducirá en kilos, y en ellas la cosecha llegará más tarde.

Pino apunta que la cosecha avanzará en la Moraña para, más adelante, generalizarse en las zonas de Peñaranda de Bracamonte (Salamanca) y Medina del Campo (Valladolid), y después por toda Castilla y León.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img