spot_img

La publicación agraria líder

viernes, diciembre 9, 2022
spot_img
InicioPortadaLas lluvias dejaron máximos de hasta 40 litros que reactivan las siembras...

Las lluvias dejaron máximos de hasta 40 litros que reactivan las siembras y otras labores

La próxima semana se prevén heladas y que las precipitaciones se restrinjan más a los territorios del norte y este de Castilla y León

“Cuando he mirado el pluviómetro no me lo creía. ¡Esta noche han caído aquí 30 litros!”, explica eufórico Fernando Miguel, técnico de campo de Cobadu en la zona zamorana de Benavente. El medidor está situado en los almacenes que la cooperativa tiene en San Cristóbal de Entreviñas. Por allí ahora la alegría se ha generalizado como si hubiera sido lluvia de millones.

Los datos recogidos por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Castilla y León desvelan dos máximos: en el sur de Salamanca (rodeando a la Peña de Francia) con entre 35 y 40 litros por metro cuadrado y en el entorno de Sanabria y Villardeciervos, donde se han contabilizado de 30 a 35 litros. Camporredondo (Palencia) ha recogido 20,6 litros y 20,6 Medina de Rioseco (Valladolid).

En el oeste hay un mínimo en la zona de El Bierzo. En Ponferrada se han recogido cinco litros. En la provincia de Segovia no ha llovido mucho. Soria y el este de la provincia de Burgos es donde menos, según señalan desde la delegación castellanoleonesa de Aemet.

Las previsiones para la próxima semana son que habrá entrada de aire frío con heladas entre -1 y -5 grados. Las precipitaciones quedan restringidas al norte y este de la Comunidad (zonas próximas a la Cordillera Cantábrica y del Sistema Ibérico, norte de la provincia de Burgos). Y más nubosidad, por lo que habrá una disminución de la insolación.

En Aemet advierten de que, en nuestra zona, no se observa una tendencia a que las precipitaciones sean superiores a lo normal en los tres próximo meses, que es lo que se necesitaría.

Animación generalizada

“Estamos sorprendidos y agradecidos. Todos, muy animados”, describe Miguel, el de Cobadu en Benavente. Se lanzarán ya en tromba a sembrar. Alguno ya estaba pensando incluso a hacer otra sementera incluso de veza si la meteorología levantaba el castigo.

Dos semanas atrás cayeron en esta zona de Zamora cinco litros que no sirvieron para nada. Ahora la media ha estado entre 25 y 27 litros. Esta noche ha sido. Ayer apenas cayó uno, que casi acabó con las esperanzas.

En Castrejón de Trabancos (Valladolid) ha habido suerte, pero solo la mitad. Pedro González, agricultor de esa localidad, acredita que desde ayer ha precipitado quince litros. Solo se habían sembrado los barbechos, porque ha sido imposible arar el terreno aún con la paja del cultivo anterior. “Tiene que llover más. Estamos a la expectativa”, apunta González.


Apenas ha precipitado en Segovia, Soria y el este de Burgos. Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología no hay tendencia a que llueva más de lo normal en los próximos meses


En Carrión de los Condes y Villoldo (Palencia) ha llovido lo mismo: otros quince. Sotobañado y Priorato se ha beneficiado de apenas trece litros. “Esperábamos cuatro o cinco…”, dice entre risas un resignado Julio Merino, agricultor con tierras allí. “Creo que lo sembrado nazca”, remata. También opina que serán necesarios alrededor de 60 litros de agua para enderezar el rumbo. No arroja la toalla. “Recuerdo un año en el que la víspera de San Martín cayeron 60 litros y pudimos hacer buena sementera”, ejemplifica. Saldaña ha llegado a los 19.

Herrera de Pisuerga ha registrado catorce litros. En Aguilar de Campoo han sido once. El técnico de Agropal Iban Díez sigue empeñado en que hace falta más. “A ver si por lo menos nace lo último que se ha sembrado”, especula también.

Ávila no ha sido especialmente agraciada, pero menos da una piedra. En Horcajo de las Torres no ha pasado de diez litros, mientras que entre Cantalapiedra y Madrigal han caído cuatro más, según apunta el agricultor Miguel Corrales. “Con menos de cincuenta no hacemos nada…”, sentencia después de interesarse por cómo se han portado las nubes en otras zonas de Castilla y León. Es necesaria más humedad para que la vertedera trabaje como debe.

En León se ha portado medio bien: 16 litros en El Burgo Ranero y 25 en Bustillo del Páramo. Por ahí ha andado la cosa en el páramo leonés y en el entorno de la capital. “Después hará falta que caiga algo más”, indica el técnico de LESA Luis de Juan. Por el momento ya le vale. Otra cosa es rellenar los embalses.

Ha racaneado mucho en Soria. Nada ayer y solo cinco litros de madrugada. “Poquito, poquito, muy poquito”, resume el agricultor local de San Esteban de Gormaz Chema de Diego. Están sembrando todo, pero el terreno sigue muy seco. En Soria capital no ha caído ni una gota.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img