spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 26, 2022
spot_img
InicioPortadaLas primeras cosechas de cereal confirman el desastre

Las primeras cosechas de cereal confirman el desastre

La cosecha de cereal ha comenzado en Ávila, Salamanca, Zamora y el sur de Valladolid. Los primeros resultados no hacen otra cosa que confirmar el desastre que se preveía. “Este es el año de las siete plagas; y si las contamos igual sale alguna más”, comenta el decepcionado técnico de Cultivos de Grupo AN Javier Rodríguez. Por Madrigal de las Altas Torres están recogiendo entre 500 y 600 kilos por hectárea y en Peñaranda de Bracamonte no superan los 1.500 kilos de grano.

Ya se sabía que los cultivos cerealistas estaban muy tocados por la sequía y las heladas, pero las temperaturas de los últimos días –por encima de los 37 grados- los han asurado. Además, los regadíos tampoco se libran. La mala situación de embalses y acuíferos impide satisfacer la necesidad hídrica de las plantas, de manera que están sometidas a un enorme estrés.

En los campos leoneses se llevará al silo nada más que un tercio de lo habitual. El técnico de LESA Luis de Juan calcula que la cosecha en secano estará entre 800 y 1.000 kilos como máximo. Allí no han comenzado a trabajar las cosechadoras, aunque sí se ha segado mucho cereal para forraje incluyendo parcelas que estaban destinadas a la multiplicación de semilla.

Resulta casi imposible calcular el rendimiento de los regadíos leoneses, que probablemente se reducirá en un 30% debido a que hay menos espigas buenas. Algunas parcelas resultaron afectadas seriamente por las heladas también y otras, que aún no espigaban, algo menos.

Los vaticinios son que no se adelantará significativamente la fecha de cosecha

Mejor panorama hay más al norte de Castilla y León. En Aguilar de Campoo (Palencia) va todo bien. Las lluvias llegaron tarde pero a tiempo, tal como apunta Iban Díez, técnico de campo de Agropal. No está de exposición, aunque rondará la media. Poco más abajo, en Herrera de Pisuerga, la canción es otra: el campo ya está mal. Los trigos algo mejor que la cebada.

La falta de agua incide en todos los cultivos. El maíz –entre 6 y 8 hojas; cuando marca la capacidad productiva, y la planta puede apostar por menos producción para asegurar su vida- es cuando requiere la humedad sí o sí. No la hay. En algunas zonas de León tiene buen aspecto y la remolacha está algo adelantada.

Hay vezas en Palencia que solo se siegan para forraje porque no dan para grano. Y pronto llegará también la hora de la colza, que se heló mucha en plena floración.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img