La publicación agraria líder
lunes, diciembre 6, 2021
spot_img
InicioPortadaLas siembras de colza están casi concluidas y las de trigo se...

Las siembras de colza están casi concluidas y las de trigo se generalizan la semana que viene

Mucha actividad en el campo de Castilla y León, con una siembra de colza muy avanzada, casi rematada, y numerosos agricultores que ya preparan el suelo y abonan para empezar con el trigo. Los más madrugadores ya llevan cinco días sembrando este cereal, mientras la cosecha de girasol, que no ha finalizado, sigue dando buenas noticias.

Fernando Garrachón, de Lidea, destaca un incremento del interés por la colza, con un aumento de las siembras, tanto en secano como en regadío. Han ayudado los precios, que han hecho que muchos agricultores pensaran en esta opción desde el principio.

El incremento en las siembras obedece a una mayor superficie dedicada a la colza entre quienes ya la venían sembrando, pero también a que ha crecido el número de profesionales que apuestan por ella.

En el caso de los clientes de Lidea, “tenemos la ventaja de que nuestra compañía apostó por la colza desde el principio, de modo que el agricultor que quiere probar se puede dirigir a nuestros distribuidores, que son expertos en el cultivo”, destaca Garrachón.

Recuerda que no se trata de un cultivo difícil para quien ya conoce el cereal. “Solo hay que tener en cuenta la importancia de una buena implantación, por lo que se deberá poner especial cuidado en la preparación del terreno y en la siembra”.

También se debe prestar atención a cuál ha sido el herbicida empleado para el cultivo anterior, además de un factor que puede ser clave: “La suerte del principiante: puede ser que siembres regular pero la lluvia acompañe y tengas una muy buena nascencia”.

Para Garrachón se puede haber realizado ya el 90% de las siembras. Ha pasado el Pilar y por lo tanto hemos dejado atrás el periodo recomendado para las siembras, aunque aún es posible hacerlo, teniendo en cuenta el tiempo que estamos teniendo, y sobre todo si vuelve a llover algo. Eso sí, “ya no son las fechas ideales porque estamos comprometiendo el potencial productivo del cultivo”, advierte el responsable de Lidea.

En Salamanca también se está sembrando más colza que otros años. José Antonio Marcos, de Campal, destaca el papel que han tenido los precios a la hora de animar al agricultor, que además se ha visto favorecido por las lluvias de septiembre.

Primeras siembras de trigo

Muchos agricultores están aún con el ‘chip’ de la colza y ya lo van cambiando para pensar en el cereal. “Ya van pensando en la preparación de suelos y en el abonado de fondo, incluso con las primeras siembras”, apunta Garrachón.

José Antonio Marcos, de Campal, no es supersticioso pero subraya que “por pura estadística” es muy difícil que haya un tercer buen año de cereal, después de dos ejercicios con producciones elevadas y buenos precios.

Además, hay que tener en cuenta que en menos de una semana se puede pasar de una buena campaña a una mala, por ejemplo si hay fuertes heladas o se asura un cereal.

Viene en ayuda de esta visión pesimista el precio que han alcanzado la electricidad, el gasóleo, los fertilizantes… “aunque también es cierto que por el momento el agricultor ve las cosas con cierto optimismo porque los silos están llenos y él está bien económicamente”.

Raúl Campo, de Calahorra de Boedo (Palencia), ya ha sembrado la veza para forraje y está en plena sementera de avena, tanto para grano como para forraje. Y lleva cinco días sembrando trigo.

Entre el Cerrato y Tierra de Campos, la técnica de Agropal Mary Paz González señala que de momento se ha sembrado muy poco trigo, con lo que se generalizará la semana que viene.

También se han sembrado la veza y la alfalfa, y por supuesto se está viendo más colza que otros años.

En la provincia de Valladolid, Honorato Calleja destaca que en el valle del Esgueva se ha acabado la campaña de siembra de colza y veza, y que de forma tímida se ha empezado con el trigo.

En su opinión, el elevado precio de los abonos puede llevar a muchos agricultores a poner poco cereal y buscar alternativas menos demandantes de nutrientes, como el guisante, la veza o el girasol.

Honorato está a punto de concluir la vendimia en su finca de Valbuena de Duero, en pleno corazón de la DO Ribera del Duero. El tiempo ha sido excelente en la parcela, situada entre los 840 y los 880 metros de altitud, y la calidad de la tempranillo es excelente.

Se va rematando la cosecha de girasol.

José Antonio Marcos, de Campal, destaca que en Salamanca se está haciendo una buena campaña de esta oleaginosa, con rendimientos entre los 1.000 y los 1.500 kilos por hectárea en secano y con algunos casos de 1.800 kilos.

“El girasol se sembró bien y se ha desarrollado bien a lo largo de todo el ciclo, gracias a lo cual estamos teniendo un buen año para lo que solemos tener en la provincia de Salamanca”, destaca.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img