spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, febrero 1, 2023
spot_img
InicioGirasolTodo lo que hay que tener en cuenta para la siembra del...

Todo lo que hay que tener en cuenta para la siembra del girasol

Acor ha hecho públicas sus recomendaciones de semillas, tanto de secano como de regadío. La fecha de siembra se debe adaptar al ciclo de la variedad elegida, pero teniendo en cuenta que este dependerá de la humedad y de las horas de luz

El Servicio Agronómico y de Cultivos de Acor  ha hecho públicos sus cuadros de variedades recomendadas para la campaña de siembras de girasol. Este cultivo forma parte de las rotaciones planteadas por la cooperativa desde mediados de la década pasada, junto a la remolacha, la colza y el trigo duro y fuerza.

En la pasada campaña de girasol los socios de la cooperativa contrataron en torno a 7.000 hectáreas de superficie, equivalente a unas 15.000 toneladas de pipa. A lo largo de todo el año 2016 la planta de extracción de aceites había recibido más de 90.000 toneladas de producto.

Las recomendaciones de variedades del Servicio Agronómico y de Cultivos de Acor se han elaborado a partir de los resultados obtenidos en los ensayos realizados en distintas localidades de Castilla y León.

Los técnicos de la cooperativa advierten de que el dato relativo al ciclo que se refleja en las tablas que acompañan esta información es orientativo, ya que la longitud del ciclo del girasol depende, principalmente, de la temperatura y del número de horas de luz al día (el denominado fotoperiodo). Como consecuencia, el ciclo de una variedad puede variar dependiendo de la zona y de la fecha de siembra.

Regadío:

girasol_variedades_acor_2017_regadio

Secano:

girasol_variedades_acor_2017_secano

Labores de suelo

Desde Acor también se resumen los trabajos de suelo que cabe realizar en relación con este cultivo. Dentro de las primeras labores es recomendable efectuar un pase de chísel, cultivador pesado o vertedera. Si existe una suela de labor, desde la cooperativa también se recomienda pasar el subsolador.

El abonado de girasol se puede evitar, pero no siempre

La fertilización del girasol debe contemplarse dentro de la rotación de cultivos, de modo que se puede evitar el abonado de fondo, principalmente en girasol de secano, si abonamos generosamente el cultivo anterior (como trigo, cebada o cultivos de regadío). De este modo podremos  cubrir la extracción de nutrientes realizada por ambos cultivos.

En todo caso incorporaremos el abonado de fondo con las labores previas a la preparación del lecho de siembra. Más adelante realizaremos el abonado de cobertera si las condiciones de humedad del suelo son favorables, sobre todo en regadío. Además, aplicaremos la fertilización de cobertera entre el momento en que la planta tenga tres pares de hojas y la aparición del botón floral.

girasol_acor_abono_2017

Preparación del lecho de siembra

Para preparar el lecho de siembra daremos una o dos pasadas de cultivador con rastra, vibrocultor o grada de discos.

Tratamientos

En relación con los tratamientos herbicidas existen varias opciones. Las más utilizadas son:

En preemergencia está la fluorocloridona 25% a 2,5 litros por hectárea (no aplicarla en suelos arenosos) o el linuron 45% a un litro por hectárea más S-Metolacloro 96% a medio litro por hectárea. También el Aclonifen 60% a dos litros por hectárea más S-Metolacloro 96% a medio litro por hectárea. Oxifluorfen 24% a 0,5 o un litro por hectárea, o bien al 48% a 0,25 o 0,5 litros por hectárea (solo o en mezcla con otros herbicidas).

En cuanto a los tratamientos de postemergencia, el agricultor dispone de Imazamox 4% a un litro por hectárea más 0,5 litros por hectárea de Dash (coadyuvante). Otra opción es Granstar 50SX a 37,5 gramos por hectárea más 250 centímetros cúbicos por hectárea de Trend 90 (surfactante).

En el caso del Imazamox debemos sembrar variedades de girasol con sistema Clearfield llamadas IMI, que son tolerantes al Imazamox. Este herbicida (Pulsar 40) controla malas hierbas y también otras variedades de girasol, pero respeta las variedades IMI. Por tanto, no se deben tratar con Pulsar 40 variedades de girasol normales (variedades que no sean IMI-tolerantes) porque las eliminaría.

Para el uso de Granstar debemos utilizar variedades con tecnología  ExpressSun (Dupont), tolerantes a tribenurón-Metil, principio activo de Granstar 50SX de Dupont. Hay que tener en cuenta el posible efecto residual de estos dos herbicidas de postemergencia para el cultivo siguiente, por lo que Acor recomienda consultar con el Servicio Agronómico.

Siembra

girasol_acor_siembra_2017La unidad de semilla contiene unas 150.000 semillas y la dosis de siembra depende principalmente de la disponibilidad de agua y de la fertilidad de la tierra.

La profundidad recomendada es de tres a seis centímetros, aunque en el caso del girasol de secano hay que intentar dejar la semilla en zona de humedad.

La separación entre líneas es de 50 a 70 centímetros y la fecha de siembra se deberá adaptar al ciclo de la variedad elegida, teniendo en cuenta que hay que evitar que coincida el periodo de floración con  épocas de temperaturas elevadas.

Los riegos

En regadío, después de dar los riegos de nascencia necesarios, deberían darse al menos otros tres:

1º: Cuando la planta tenga seis pares de hojas (formación del capítulo).
2º: Dos semanas antes de la floración. Durante la floración se aconseja no regar por aspersión.
3º: Finalizada la floración, para mejorar el llenado de la semilla.

Plagas, enfermedades y otras incidencias

Frente a los gusanos de alambre, rosquillas y gusanos blancos se puede emplear Deltametrín.

Para el mildiu se recomienda tratar con Metalaxil.

Para evitar los pájaros se recomienda no sembrar en zonas propensas.

En caso de carencia de boro, magnesio, etc., lo más adecuado es aplicar correctores de carencias vía foliar.

Recolección

Se realiza con cosechadora de cereal con algunas modificaciones, y una velocidad entre cuatro y cinco kilómetros por hora.

Lo ideal es cosechar con una humedad de 9-10%; si es superior habría que secar la semilla antes de almacenarla.

Girasol alto oleico

Desde el punto de vista técnico, el cultivo de girasol alto oleico se lleva a cabo de la misma manera que el convencional. Eso sí, se deben tener en cuenta ciertos detalles que podrían provocar una disminución del contenido de ácido oleico de nuestra producción y en consecuencia devaluar el importe de nuestra cosecha.

El primero y quizá de mayor importancia es tener presente la fecha de siembra de este tipo de variedades alto oleico, así como sus ciclos,  pues la temperatura en la fase de maduración repercutirá en una mayor producción de ácidos oleicos o linoleicos. Hay que tener en cuenta que bajas temperaturas después de la floración conllevan un impacto negativo en el contenido oleico.

No podemos olvidar que puede llegar a producirse una disminución en el contenido de ácidos oleicos debido al cruzamiento de polen durante la fecundación si hay otras parcelas de girasol convencional próximas a la nuestra. Por eso es interesante conocer el tipo de girasol que se siembra en las parcelas cercanas.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img