spot_img

La publicación agraria líder

viernes, diciembre 9, 2022
spot_img
InicioPortadaUn sector en el que nadie tira la toalla

Un sector en el que nadie tira la toalla

Editorial CAMPO 46

Afirma el dicho popular Abril y mayo hacen el año, y en esta ocasión el refrán se ha vuelto a cumplir, aunque lo haya hecho en el peor sentido posible. Una primavera parca en lluvias ha seguido a un invierno seco a más no poder, con el resultado que ya todos conocemos y lamentamos: la poca agua caída en mayo, incluida la anunciada para este fin de semana, no ha llegado a tiempo para salvar a los secanos. Si acaso, algo habrá ayudado en las comarcas más septentrionales, y a muchos regadíos.

Balance de daños. El cúmulo de noticias negativas puede llevar a los ajenos al sector a pensar que el agricultor y el ganadero de Castilla y León van a caer en el desánimo, con la tentación siempre presente de abandonar la actividad. Nada más lejos de la realidad. El profesional del campo deberá hacer un balance de daños y analizar cuál va a ser el resultado global de su explotación. Qué bueno es diversificar la actividad.

También deberá dar el mejor uso posible a la producción obtenida y dirigirse a las compañías de seguros para hacer buena la inversión que realizó en su día en un capítulo tan importante, como este año se ha visto en toda su crudeza. Más allá de estas medidas elementales, una vez que recoja su cosecha empezará a pensar en la campaña siguiente: así ha sido a lo largo de generaciones y no va a cambiar ahora.

El final de mayo ha coincidido con la presentación de los presupuestos de Agricultura y Ganadería, la consejería pilotada por Milagros Marcos. Algunas de sus líneas maestras se desgranan en la entrevista que publica este número de CAMPO, y hará bien el profesional en interpretar adecuadamente las pistas que va dejando el presupuesto. Son las señales de por dónde caminan la agricultura y la ganadería de la próxima década: rejuvenecimiento del sector, aumento de la productividad y la competitividad, impulso al cooperativismo, reducción de los costes de producción apostando por la innovación, formación y coordinación con la industria agraria.

Destaca del documento de presupuestos el incremento en la dotación dirigida a la investigación y la aplicación tecnológica. Esta política se asentará en dos pilares fundamentales: los convenios anunciados con las diferentes universidades de Castilla y León y el papel fundamental que va a desempeñar Itacyl en el desarrollo del denominado Mapa de Investigación Agraria y Agroalimentaria. Se trata de una buena noticia, puesto que desde CAMPO siempre se ha apoyado el papel de la entidad en la conquista de mejoras para la actividad agraria.

Precisamente la investigación es protagonista en estos días de la agenda agraria. Esta semana se celebraba en Mota del Marqués un encuentro, organizado por la compañía Euralis, en el que ha quedado clara la opción de la colza como cultivo rentable en regadío. A lo largo de dos jornadas, los participantes han podido conocer en profundidad esta alternativa que va al alza; incluso han podido comprobar el comportamiento de las principales variedades de la compañía en un campo tan especial como el de Castilla y León.

Al mismo tiempo, desde Anove se anuncia para el miércoles 31 de mayo una jornada que pondrá en valor la importancia de la semilla certificada para obtener cosechas adecuadas, tanto en cantidad como en calidad. La jornada, que se repite después del éxito del año pasado, contará con diferentes ponencias y con una mesa de debate sobre la calidad de la simiente. A continuación el público podrá conocer ‘in situ’ los campos de ensayo de Itacyl y el resultado que dan las diferentes variedades.

De lo que no cabe duda es de que estamos ante un sector cada vez más modernizado y tecnificado. Porque cuenta con unos profesionales inquietos por aprender, con un sector privado que sigue invirtiendo en innovación y con unas administraciones que no lo dejan de lado.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img