spot_img

La publicación agraria líder

viernes, diciembre 2, 2022
spot_img
InicioRemolachaBaja producción de una remolacha con problemas sanitarios

Baja producción de una remolacha con problemas sanitarios

Difícilmente va a ser este el año de la remolacha. Matías Llorente, líder de la organización agraria Ugal, confirma que se retrasa tres meses la apertura de la fábrica de La Bañeza. La razón es que el cultivo está especialmente dañado en el Páramo y Payuelos, donde las lluvias se han notado más. Los sondeos han anticipado que ahora sería la producción de solo 75 toneladas y poca riqueza.

Así, el agricultor perdería entre 500 y 700 euros por hectárea según los cálculos de Llorente. En algunas zonas hizo daño el pedrisco y la cercospora ha acosado en general. En primavera hubo ya mucha podredumbre. El productor que arranque por alguna urgencia podrá entregar la raíz en Toro, pero el coste del traslado desde La Bañeza será por su cuenta. Esperan que con la prórroga -ahora la remolacha ha rebrotado y verdea como en primavera- haga más kilos.

“Es un año difícil, difícil, difícil del todo… De no retrasar la apertura, las pérdidas tendrían repercusión en las próximas siembras”, justifica. También advierte de la incertidumbre a la que se enfrenta el agricultor, que recibe solo 27 euros; el resto son ayudas del PDR y del pago asociado. Además, Azucarera ha avanzado que fijará los pagos según sea también el precio mundial del azúcar.

La campaña remolachera está resultando muy condicionada por las frecuentes precipitaciones registradas casi desde el inicio de los arranques. El exceso de humedad del terreno está dificultando mucho las labores de recolección, y al mismo tiempo, el mal estado de los caminos en muchas ocasiones impide el acceso de los vehículos para cargar los montones de remolacha. “A pesar de todo, hasta el momento no se ha interrumpido el abastecimiento de materia prima a la fábrica que continúa molturando a un ritmo razonable”, explica Miguel Ángel Catalán, director del Servicio Agronómico de ACOR.

Aunque es pronto para adelantar cifras de producciones, en la cooperativa están convencidos de que sí que es seguro que los rendimientos medios de esta campaña van a ser inferiores a los de las anteriores, siendo difícil que se lleguen a alcanzar las 95 toneladas de remolacha tipo por hectárea. A finales de la pasada semana había recolectado algo más de un 40% del aforo estimado, con un descuento medio del 10% y polarización de 16,8.

Más información en CAMPO 61, publicado el pasado 9 de diciembre.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img