spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 26, 2022
spot_img
InicioRemolacha“España tiene la oportunidad de consolidar un sector competitivo y sostenible”

“España tiene la oportunidad de consolidar un sector competitivo y sostenible”

La evolución de los mercados globales, el final del sistema de cuotas en la Unión Europea y las características del del sector en España plantean un escenario cargado de nuevos retos. Una oportunidad para consolidar un sector remolachero competitivo y sostenible

Juan Luis Rivero, consejero delegado de Azucarera

El sector remolachero-azucarero afrontará en los próximos meses un contexto de mercado diferente y está viviendo uno de los periodos más determinantes de los últimos años. La evolución de los mercados globales de materias primas, la finalización del sistema de cuotas de producción en el ámbito comunitario y las especificidades del contexto sectorial español, en proceso de redefinición, plantean un escenario cargado de nuevos retos.
Sin embargo, lejos de ser una amenaza, esta fase de tránsito hacia un nuevo modelo es una oportunidad para todos los que lo integramos.
España tiene la oportunidad de consolidar un sector remolachero-azucarero competitivo, sostenible y estratégico para el desarrollo económico de las zonas en las que está presente. La remolacha viene demostrando que es uno de los cultivos más seguros, estables y rentables, probablemente el único que garantiza una rentabilidad determinada a medio plazo, y hace prever que la remolacha continúe beneficiándose de esta ventaja competitiva.

España, un país deficitario de azúcar
En la actualidad, la producción nacional de azúcar de remolacha es inferior a la demanda. En España se consumen 1,3 millones de toneladas de azúcar al año y la cuota de producción asignada es de 498.000, con lo que el resto de la demanda se satisface mediante importaciones de azúcar de caña que se refina aquí o a través de la compra a otros países como Francia y Alemania.
En el horizonte 2020, Azucarera aspira a incrementar su producción; nuestra intención es alcanzar al menos un 20% más de superficie, potenciar la competitividad en el campo y en las fábricas y ser capaces de producir 600.000 o 650.000 toneladas de azúcar de remolacha nacional.
El sector está absolutamente focalizado en la sostenibilidad y estabilidad a largo plazo. En este sentido, el apoyo de las administraciones está siendo estratégico. Los esfuerzos que realizan los gobiernos regionales de Castilla y León, Andalucía, País Vasco, La Rioja, Navarra y el Ministerio de Agricultura, con un paquete de ayudas aprobado para el periodo 2015-2020, son un complemento clave a la inversión de los operadores.
No obstante, aunque todos estos esfuerzos nos hacen mirar al futuro con optimismo, en las últimas semanas se han conocido medidas fiscales sobre determinados productos con azúcar que generan cierta preocupación en los agentes sectoriales porque penalizan la imagen del producto en un momento crucial.

Plan 2020
Azucarera, por su parte, ha puesto en marcha un ambicioso plan de reducción de costes y de mejora de los procesos industriales de extracción del azúcar y logísticos en todos los centros. Además de proyectos muy ambiciosos para apoyar a los agricultores en el campo.
Nuestro Plan 2020 tiene como objetivo crecer logrando una mejora de los rendimientos y de la calidad de la remolacha a un coste razonable, en condiciones medioambientalmente sostenibles.

De cara a los próximos cinco años, en Azucarera nos hemos comprometido a invertir entre 16 y 18 millones de euros anuales con el objetivo de mejorar la competitividad de las fábricas. Además, hemos preparado nuestros centros y actualmente disponen de capacidad productiva para molturar mayores volúmenes. Por otro lado, estudiamos con los clientes marcos de colaboración que minimicen el impacto de la fluctuación del precio del azúcar en un contexto liberalizado y generen estabilidad entre proveedor y utilizador.
A pesar de la presión competitiva que ejercen algunos de nuestros países vecinos, especialmente Francia, que pueden producir con costes inferiores debido a que sus costes energéticos y de riego son mucho menores, estamos preparados porque los cultivadores españoles están entre los mejores del mundo.

Líderes en rendimientos por hectárea
No podemos olvidar que en los últimos años hemos conseguido los mejores rendimientos de la UE alcanzando las 112 toneladas por hectárea en la zona norte y, desde 1987, se han llevado a cabo planes agronómicos ambiciosos que han profesionalizado el campo remolachero español y lo han situado entre los mejor gestionados de Europa.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img