spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 26, 2022
spot_img
InicioRemolachaLa remolacha, con buenas expectativas

La remolacha, con buenas expectativas

La época de siembras está finalizando y el cultivo de la remolacha se desarrolla de forma adecuada, según apuntan desde Azucarera. Las siembras se han producido de forma escalonada y en el momento adecuado, siempre dependiendo de las características propias de cada zona y de los cultivos presentes en la rotación. Cabe destacar las limitaciones en el agua de riego en determinadas comunidades de regantes debido a la escasez de precipitaciones en los pasados meses, que invitan a un uso racional del riego mediante un adecuado manejo.

Desde Azucarera señalan también que las heladas de principios de mayo no han afectado de manera significativa a la remolacha, debido al avanzado desarrollo de ésta, salvo en zonas de la provincia de León y Burgos en las que su incidencia ha sido más generalizada.
Desde la Cooperativa ACOR destacan el mantenimiento de las buenas expectativas  y evolución, que ha marcado el cultivo desde su inicio por la ausencia de lluvias, lo que favoreció una buena preparación del suelo y una siembra en seco muy homogénea en tiempo y forma.
Esta homogeneidad del cultivo, en términos generales, se ha mantenido hasta ahora, momento en el que la mayor parte de las parcelas de sus socios han terminado los tratamientos herbicidas, aplicado gran parte de la cobertera nitrogenada y a punto de cerrar surcos (estado del cultivo avanzado en que solapan las hojas de todas las plantas y el color verde es el predominante en la parcela).
Como excepciones más destacables, ACOR menciona los posibles problemas que puedan tener aquellas parcelas que se nutren de recursos de agua en entredicho, por la acuciante sequía de este año, como son cuencas del Carrión, Pisuerga y Bajo Duero. También menciona casos más aislados de problemas de fitotoxicidad (herbicidas agresivos de cultivos precedentes que mantienen su actividad dañando a la remolacha) o casos de heladas en remolachas emergentes o graves daños de heladas tardías en remolachas de gran tamaño en zonas como el Alto Duero.

Todo anima “a pensar en un listón alto de producción y una buena rentabilidad para el agricultor. Oasis positivo en este fatídico año marcado por la sequía  y otros casos de climatología extrema”, según se manifiestan.

A la remolacha se la ve normal en el este vallisoletano, aunque algo afectada por el hielo. El cultivo lleva algo de retraso, mientras que en la comarca de Medina del Campo va con quince días de adelanto.

El agua maquilla una campaña que va a ser muy mala en producción y calidad en Castilla y León

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img