spot_img

La publicación agraria líder

sábado, mayo 28, 2022
spot_img
InicioRemolachaLa remolacha vuelve con fuerza

La remolacha vuelve con fuerza

La superficie dedicada a la raíz puede aumentar un 10%, con unas siembras realizadas dentro del plazo que marcan los técnicos para que la planta pueda captar toda la radiación de junio
La campaña de la remolacha será este año muy diferente a la de 2013, con unos agricultores que han podido entrar en sus tierras en el mes de marzo y con unas siembras realizadas dentro del plazo que recomiendan los departamentos técnicos. A falta de cifras oficiales, la superficie dedicada a la remolacha podría incrementarse el 10% y dejar atrás la imagen del año pasado, cuando apenas se dedicaron 23.000 hectáreas a este cultivo.

La remolacha parece regresar con fuerza al mapa agrícola de Castilla y León gracias a la existencia de unos precios garantizados, pero también por las dudas aparecidas en torno al maíz y otros cultivos de regadío.

Durante estos días se está dando una gran actividad respecto a las siembras, ya que la mayor parte de las tierras se han podido preparar. Por el momento se ha sembrado en buena fecha y a gran ritmo, con buena preparación de suelo, lo que el año pasado no sucedió. La provincia más retrasada es la de León por culpa de la meteorología, pero con carácter general el inicio del ciclo es prometedor, como señala el coordinador del Plan 2014, José Manuel Omaña.

Del total de superficie dedicada a la remolacha en la campaña pasada en Castilla y León, 8.600 correspondían a ACOR y algo más de 14.000, a Azucarera. La cooperativa ha apuntado que la superficie contratada podría ascender en mil hectáreas y hasta el momento sus socios han culminado en torno al 90% de las siembras, de acuerdo con la valoración de Esteban Sanz, su director de Cultivos. Capítulo aparte es el de la contratación, que aún no ha llegado al 50%, fundamentalmente porque los cultivadores se encuentran ocupados con las labores del campo y todavía no han realizado los trámites de la contratación. No obstante, las previsiones son muy favorables. Con el incremento previsto de la siembras, las entregas de remolacha en ACOR podrían aumentarse en unas 100.000 toneladas, hasta las 950.000 o las 970.000. Como señala Sanz, “a diferencia del año pasado la meteorología ha permitido que las siembras se estén realizando en las fechas adecuadas, por lo que es probable que se obtengan mejores rendimientos”.

Para esta campaña y hasta el 2017, ACOR acordó en diciembre que el precio mínimo de la remolacha sea de 40 euros por tonelada. Asimismo, la cooperativa se ha comprometido a la organización de módulos de arranque, carga y transporte, cuyo objetivo es garantizar el abastecimiento de la fábrica, haciéndose cargo ACOR del coste del arranque, lo que supone unos 270 euros por hectárea. Además, los cultivadores que decidan arrancar la remolacha por sí mismos tienen acceso a una ayuda de un euro por tonelada por cumplimiento del calendario de entregas.

De estas ayudas carecen los agricultores que venden su producción a Azucarera, que mantiene abierto el plazo para la contratación de remolacha en la Zona Norte y recuerda a los agricultores que garantiza el pago de 40 euros por tonelada. La compañía fomentará en esta campaña la incorporación de nuevos agricultores y la ampliación de superficie entre los agricultores tradicionales “con la contratación de remolacha de pleno precio y proporcionando asesoramiento técnico”, como ha señalado a través de una nota de prensa.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img