spot_img

La publicación agraria líder

martes, diciembre 6, 2022
spot_img
InicioEficiencia energética¿Cómo ahorrar gastos a la hora de regar?

¿Cómo ahorrar gastos a la hora de regar?

Cómo ser más eficiente y eficaz en el riego resulta fundamental para que la actividad agrícola sea rentable. La clave para ello es disponer de las instalaciones adecuadas (pívot, goteo o cobertura) que permitan un reparto óptimo del agua en la parcela. En ello son determinantes las características del terreno y qué cultivos habrá en las rotaciones.
Hay sistemas de riego que vinculados a algunos cultivos maximizan la eficiencia.

AZUD hace hincapié en las ventajas que el goteo le aporta al maíz. Permite aplicar agua y fertilizantes de forma continua y directa al sistema radicular de las plantas, obteniendo así un gran ahorro de ambos y “posicionándose como la mejor alternativa a nivel económico, agronómico y ecológico para el cultivo de maíz”.

Así, además de en la planificación del riego se debe pensar en las siembras del cultivo restante. A primeros de año, y en función de la evolución de precipitaciones y agua embalsada, se decidirá si sembrar más cereal, esperar y sembrar cultivo en verde, o esperar y si no es posible sembrar cultivo en verde ir a girasol, por ejemplo.

Si la lluvia y la nieve no llegan, el regante no podrá sembrar cultivos de verde ni siquiera defender el cereal en el regadío por lo que sus ingresos se reducirán sustancialmente, aunque los pagos seguirán siendo los mismos.


El gasto energético tiene gran repercusión en el coste de explotación por hectárea


En instalaciones individuales o de poco consumo puede estudiarse sustituir energías clásicas con alternativas. En comunidades de regantes, gestionando la compra de energía, ajustando términos de potencia y si es posible ir a instalaciones con balsas elevadas que permiten el uso exclusivo del período P6 de energía, que además de ser el más barato permite tener la potencia del resto de períodos al mínimo.

Ferduero, que representa a 134 comunidades de regantes, ha acordado la renovación del contrato de suministro eléctrico con la empresa EDP hace un mes, con reducción de la factura. La asociación decide qué precios le interesa cerrar en cada trimestre del año, en función de los precios de cierre que marque el mercado de la electricidad a futuros, convirtiendo así esas tarifas variables en fijas para cada uno de los periodos.

De esta manera, Ferduero puede cerrar los precios más ventajosos para cada uno de los trimestres. También podrán realizar la compra de energía para años completos.

Las utilizadas en las explotaciones agrícolas no siempre son las más económicas, ni las más eficientes, pues en ocasiones, en la elección de las fuentes de energía, influyen parámetros como la distancia a líneas eléctricas, tiempos de puesta en marcha y permisos y autorizaciones administrativas. Por ello en los estudios de Garmon siempre tienen en cuenta la inversión inicial, costes de explotación, mantenimientos de las instalaciones y durabilidad en el tiempo.

Solar fotovoltaica. Fruto de estos estudios, concluyen que hoy por hoy, la fuente de energía más rentable, desde el punto de vista de costes de explotación es la solar fotovoltaica: una vez hecha la inversión, los costes de explotación, solo son su mantenimiento y amortización en su vida útil.

“Para cualquier explotación agrícola el gasto energético tiene una gran repercusión en el coste de explotación por hectárea, por eso nuestra obligación es conseguir reducirlo”, coinciden en Ingeniería Garmon.

El problema es el coste de su inversión inicial, la cual tarda en amortizarse, de media, entre ocho y diez años, con el ahorro que se obtiene comparándola con el coste energético de un suministro conectado a la red eléctrica, según especifica Jesús Ángel García, director técnico de Ingeniería Garmon.

Si la comparamos con un suministro con gasoil, estos años de amortización se reducen notablemente, en torno a los cuatro y seis.

Suministro eléctrico optimizado. También es la más estandarizada, pues si la red de compañía está cerca, su inversión inicial es relativamente baja. “Hemos querido destacar la palabra ‘optimizado’, pues nos hemos encontrado con suministros eléctricos que, comparándolos con otros similares, teníamos diferencias de costes del 20 y 30%”, recalcan en Garmon.

El inconveniente que tiene esta fuente de energía es qué para poder optimizarla adecuadamente, hay que conjugar hasta ocho factores fundamentales, que adecuándolos a la demanda energética pueden conseguir importantes reducciones en el coste de explotación.

Gasoil. Esta fuente se utiliza por ser la que menor inversión inicial requiere, y más rápida de poner en marcha. Su gran inconveniente, es el coste de explotación, el cual es el más alto sin lugar a duda.

Desde Ingeniería Garmon, todos los años hacen estudios comparativos de gasoil con suministro eléctrico. Solo en aquellos casos en los que los cultivos no requieren más de 30 días de riego, sale más rentable el gasoil. En los cultivos de regadío tradicional, con hasta seis meses de riego, el coste de explotación de gasóleo sale mucho más elevado que el suministro eléctrico.

“Por lo tanto, en cada explotación agrícola tenemos que analizar cada una de sus circunstancias, y en función de estas determinar la fuente de energía a utilizar”, concluye Jesús Ángel García.


Las partes vitales de la bomba sumergible están sujetas a la corrosión y a los desgastes


El empleo de unas bombas sumergibles u otras y cómo usarlas también marca diferencias considerables. Juan Luis Pérez, jefe de Ventas de Silver Hidráulica no tiene dudas a este respecto. Lo primero que destaca es que “debemos concienciarnos de que el agua es un bien cada vez más escaso. También el agua subterránea, por lo que debemos utilizarla de forma inteligente y proteger la fuente de suministro, en este caso el sondeo, no extrayendo más caudal del que limita la capacidad específica del pozo”.

Y es que un bombeo excesivo tendrá como consecuencia un descenso importante del nivel en el acuífero, que puede provocar arrastres de arena, cambios químicos en el agua, precipitación de metales pesados, etc. “Esto hará que la vida útil de la bomba y del pozo se reduzcan considerablemente”, advierte.

Para el experto de Silver Hidráulica, a la hora de elegir la bomba sumergible hay que tener en cuenta que estará sujeta al desgaste y corrosión de sus componentes vitales. Pero su ubicación dificultará la visión de este desgaste.

Es por ello muy importante elegir una marca cuyos componentes sean de un material que garantice la mayor resistencia. El acero inoxidable en sus diferentes aleaciones (AISI 304 / AISI 316), ha demostrado que soporta muy bien tanto la corrosión como el desgaste producido por el bombeo de agua con partículas de arena o limo y, por ello, hace que se mantenga durante mucho más tiempo un rendimiento óptimo del equipo de bombeo, según resalta Juan Luis Pérez.

“Es importante recordar que la corrosión y erosión de los impulsores producen una pérdida real de la capacidad de bombeo, con lo que el rendimiento de la bomba disminuye y el gasto en energía se dispara en relación a la cantidad de agua bombeada”, apunta.

Generar y consumir tu propia electricidad

Iberdrola ha lanzado Smart Solar Iberdrola, una solución integral que ofrece a los agricultores la posibilidad de generar y consumir su propia electricidad mediante la instalación de este tipo de tecnología.

La compañía pone a disposición de sus clientes un paquete integrado que incluye el diseño, montaje y puesta en marcha de una instalación solar totalmente a medida, además de la financiación, asesoría, mantenimiento integral, gestión y supervisión de la planta a través de herramientas web y novedosas aplicaciones.

La posibilidad de reducir la huella de CO2 y de la energía demandada de la red así como eliminar la incertidumbre del precio del gasóleo y la gestión logística del suministro en el caso de instalación de grupos electrógenos, además de mejorar la calificación energética de la explotación, son algunas de las ventajas de este nuevo producto comercial.
La solución Smart Solar de Iberdrola es un servicio integral para que los agricultores puedan generar y consumir su propia energía fotovoltaica y así ahorren en su factura eléctrica o en el consumo de gasoil.

En función de tus hábitos de consumo, es decir, cómo consumes hora a hora, Iberdrola se encarga de hacerte un diseño a medida de la instalación fotovoltaica que mejor se adapte a tus necesidades y maximice tu ahorro. Y en el caso de que te interese, nos encargamos de todo, la instalación, el montaje además de la financiación, asesoría y mantenimiento integral para que todo funcione siempre a la perfección.

Al agricultor le supone grandes ahorros económicos así como importantes beneficios medioambientales. Las instalaciones fotovoltaicas Smart Solar encajan a la perfección con las necesidades que tienen los agricultores.

Los momentos de mayores necesidades de riego, es decir en verano, son los de mayor insolación, por lo que este tipo de soluciones tienen muy buena acogida en este sector. El funcionamiento es muy sencillo: los módulos solares transforman la radiación del sol en energía eléctrica. Esa energía eléctrica limpia que pasa a generar el regante, es la que accionará las bombas de pozo para el llenado de balsas y las bombas de riego necesarias para realizar las actividades de irrigación.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img