spot_img

La publicación agraria líder

sábado, mayo 28, 2022
spot_img
InicioSectorAsaja Valladolid reclama de nuevo el arreglo de caminos rurales

Asaja Valladolid reclama de nuevo el arreglo de caminos rurales

"Sin explicación y a pesar de estar presupuestado, legislatura tras legislatura, estos agricultores y las personas que viven de este sector, han visto como el dinero aprobado por las Cortes de Castilla y León no se destinaba a este fin"
Por quinto año consecutivo, la Consejería de Agricultura y Ganadería volvió ayer a incluir en su presupuesto el arreglo prometido de los caminos agrícolas en el término de Langayo que afecta a los labradores de varios pueblos de la comarca de Peñafiel como Cogeces del Monte, Manzanillo, Campaspero, Canalejas de Peñafiel, Quintanilla de Onésimo y el mismo Peñafiel.

«Sin explicación y a pesar de estar presupuestado, legislatura tras legislatura, estos agricultores y las personas que viven de este sector, han visto como el dinero aprobado por las Cortes de Castilla y León no se destinaba a este fin», tal y como aseguran desde Asaja Valladolid.

«Tras siete años de espera y promesas incumplidas, los agricultores de esta zona, están hartos e indignados y solicitan que de una vez, se arreglen los caminos de este término tal como se prometió tras la licitación de los mismos. Los agricultores temen que de nuevo les pase lo mismo y que los caminos al final no se arreglen con cualquier excusa. Algo a lo que, en esta ocasión, no están dispuestos». Por ello, Asaja Valladolid, no va a dejar que estos compromisos caigan “en saco roto” y anuncia que emprenderá una serie de actos de protesta si al final, tal como esta contemplado y aprobado, no se arreglan estos caminos fundamentales para el desarrollo de la economía de estos pueblos.

Los caminos agrícolas no son solo el mejor medio de comunicación para los agricultores, si no también, una de las mejores “armas” para la conservación del medio ambiente. «Son un refugio imprescindible para la fauna y un cortafuego natural en caso de incendio». Además, las acequias que tienen muchos de ellos, previenen la escorrentía, una de las mayores causas de la erosión de nuestros suelos que son un patrimonio a proteger principalmente porque contribuyen decisivamente a la alimentación, economía y fijación de población en Castilla y León.

Por estas razones, «es tan importante que, tras más de siete años de larga y dura espera, se liciten las obras para hacer estos caminos». Estos vías de comunicación tendrían que haberse construido a los dos años de realizar la concentración parcelaria pero la crisis paralizó este proyecto que está dinamitando el porvenir y la economía de todo un territorio que tiene en la agricultura y el medio ambiente su única salida.

«Los agricultores y familias de toda esta zona ya no pueden más, el estado actual de estas vías es calamitoso y propio de otros tiempos que creíamos que habían pasado a la historia». Esta situación ha provocado accidentes, un gran deterioro de la biodiversidad y unas pérdidas económicas que no se recuperarán jamás.

Foto de camino rural remitida por Asaja

camino rural Asaja

En último año, los labradores afectados han mandado tres cartas tanto a la Junta de Castilla y León como a la Consejería de Agricultura y Ganadería para que se solucione esta problemática. A estas misivas, la administración ha contestado con más promesas, voluntad y buenas palabras sin que hasta la fecha se haya dado un paso efectivo que permita ver que realmente se van arreglar estos caminos en breve espacio de tiempo. Asaja Valladolid y las poblaciones de los pueblos afectados, solo piden que se cumpla con los compromisos adquiridos.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img