spot_img

La publicación agraria líder

lunes, diciembre 5, 2022
spot_img
InicioSectorCompañeros en una carrera de fondo

Compañeros en una carrera de fondo

Lesa toma decisiones empresariales según el parámetro riesgo/oportunidad porque su principal objetivo es la viabilidad a largo plazo. Igual que le sucede al agricultor. Por eso a la hora de fertilizar hay que recordar que nadie da “duros a cuatro pesetas”

Alejandro Álvarez, Responsable de Fertilizantes LESA

Como en todos los sectores, y el nuestro incluido, las empresas buscamos permanentemente medidas que nos proporcionen la estabilidad y seguridad que nos permitan perdurar en el tiempo y hacer sostenible y viable nuestra empresa.
En Lesa es habitual ponderar la calidad de nuestros productos por encima de cualquier otro factor de compra, dotarnos de garantías de cobro, en muchos casos muy costosas, y sobre todo valorar riesgo/rentabilidad o riesgo/oportunidad.

Lesa lo hace porque entiende que su principal objetivo empresarial es la estabilidad y la viabilidad a largo plazo, y al igual que en el caso del agricultor nuestra actividad es una carrera de fondo.
El agricultor es, por supuesto, un empresario agrícola y maneja en todo momento las variables de cualquier empresa: ingresos, gastos, rentabilidad, riesgos, etc. De hecho el agricultor intenta minimizar los riesgos que estén a su alcance con medidas como las siguientes:

-Utilización de semilla certificada, para evitar riesgos de germinación, nascencia, vigor o posibles enfermedades.
-Utilización de productos fitosanitarios en prevención para evitar riesgos de plagas o enfermedades.
-Adopción de sistemas de riego para evitar posibles pérdidas de cosecha por sequías.
-Contratación de seguros de producción paliando el posible riesgo de merma de cosecha fundamentalmente por accidentes climatológicos.
¿Y por qué el agricultor que se toma tantas molestias en paliar los riesgos propios de la agricultura no hace lo mismo en muchos casos con el fertilizante? No será porque no estemos avisados de los muchos problemas que nos pueden acarrear la utilización de diversas materias primas en la fabricación de fertilizantes y que muchas veces menospreciamos generalmente por un “duro falso”.

Existen en el mercado diversas fuentes de materias primas y, por supuesto, no todas de la misma calidad ni del mismo valor. El caso más conocido es el que hace referencia a la roca fosfórica, que en función de su origen puede presentar de forma residual metales pesados.
Sobra decir los problemas que generan los metales pesados en el suelo tanto física como químicamente y los problemas que se pueden trasladar tanto a vegetales como animales.
La utilización en la fabricación de fertilizantes de diversos residuos urbanos o lodos, sobre todo si no han sido convenientemente tratados, también puede aumentar el nivel de metales pesados y aluminio.
Como sabemos, el aluminio es un elemento acomplejante del suelo, que se manifiesta especialmente con pH bajos. En función del nivel de aluminio en el suelo, aparte de bloquear ciertos elementos para la planta especialmente el fósforo puede presentar problemas de toxicidad.
En resumen, en fertilizantes nadie da “duros a cuatro pesetas” y donde nos creemos que hay una ventaja económica nos podremos encontrar con problemas en el futuro mucho más costosos.

LESA
Avda. Agustinos de León, 41
León – 987 800 603
www.lesa.es

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img