spot_img

La publicación agraria líder

sábado, mayo 28, 2022
spot_img
InicioSector“El agricultor es un chollo para las compañías eléctricas”

“El agricultor es un chollo para las compañías eléctricas”

La compañía Heliolid impulsa un sistema de riego que reduce el gasto eléctrico y combina diferentes fuentes de energía alternativa, pero sin desengancharse de la red: “En España la electricidad es barata; lo caro es la potencia contratada”
La factura eléctrica es uno de los grandes lastres del agricultor de regadío y el principal obstáculo para la rentabilidad de los cultivos que ofrecen márgenes estrechos. El campo de Castilla y León cuenta con diferentes proyectos que persiguen emancipar al agricultor respecto a las compañías eléctricas; algunos de ellos ofrecen al profesional desengancharse completamente de la red eléctrica y convertir la explotación en autosuficiente, si bien este no es el caso de la propuesta de Heliolid, dirigida por Francisco Cerrón y José María Castellanos.

Su sistema alternativo de generación permite reducir el gasto en electricidad y convertirlo en un coste fijo. Para ello combina las diferentes fuentes de energía, incluidas las alternativas, minimizando el coste: permite ajustar los mínimos de la potencia contratada con las operadoras y complementarlo con instalaciones eólicas y fotovoltaicas.

Costes fijos

Son muchos los agricultores cansados de asumir unos elevados costes fijos durante todo el año que se dirigen a la compañía, quien analiza tanto los consumos como las necesidades reales de potencia de la explotación. La propuesta es realista y ofrece una explicación compleja a una cuestión con muchas aristas. “Nosotros proporcionamos al agricultor un estudio de costes personalizado, un proyecto con la distribución más adecuada de las fuentes energéticas (fotovoltaica, eólica o de gasóleo) y un recálculo de la factura eléctrica”, apunta Cerrón.

“A diferencia de otro tipo de instalaciones, no cambiamos las condiciones de riego existentes; proponemos un sistema que complementa a la red, porque es necesaria”. “En nuestra propuesta se incluye que siga enganchado y que parte de la energía venga por esa vía. ¿Por qué? Porque en España la energía es barata; las que no son baratas son las compañías eléctricas, la potencia contratada; el agricultor es el chollo de las eléctricas por las tarifas que tienen”.

Recalcular la tarifaLo que sí se hace desde Heliolid es adaptar la instalación y recalcular la tarifa, de modo que una explotación puede recibir el 30% de la energía por esa vía, lo que supone un fuerte ahorro. “Le decimos las horas que debe contratar con la compañía eléctrica y a qué horas, las más baratas, puede tirar de la red; incluso nuestro sistema le avisa en caso de que decida regar en hora punta”. Este ahorro permite que el sistema se financie en cinco años.

La clave reside en generar la energía que necesita de la forma más barata posible, de modo que la amortización de la instalación no supere lo que viene pagando de electricidad. “De este modo gana desde el primer minuto, puesto que paga menos y se lo da al banco en vez de a la compañía eléctrica, y desde el quinto año las instalaciones son suyas”.

“Nuestro sistema se basa en que un agricultor tiene un coste energético, que suele ser el mayor, y muy variable; hacemos que ese coste del agricultor se convierta en un coste fijo, y se lo financiamos”, apunta Cerrón.

Además, existe un acuerdo con una entidad bancaria para que financie las instalaciones de forma preferente a los socios de ACOR. El banco financia la inversión a ocho años con uno de carencia, y con un tipo muy reducido. De hecho, Heliolid ha construido las principales obras de generación de la cooperativa. El socio tecnológico de Heliolid es la empresa de electrónica de potencia Supsonik SL, radicada en Bilbao.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img