spot_img

La publicación agraria líder

jueves, agosto 11, 2022
spot_img
InicioSectorEl sector aplaude la subvención directa a la contratación del seguro

El sector aplaude la subvención directa a la contratación del seguro

El nuevo marco autonómico, aprobado en octubre, introduce la novedad de que la ayuda se considera solicitada en el momento de suscribir el seguro. Ahorra al profesional costosos papeleos y compensa la reducción de la subvención del Mapama

El conjunto del sector agrario se muestra satisfecho ante el nuevo marco del seguro agrario establecido el pasado octubre por la Consejería de Agricultura y Ganadería. En palabras de Alberto Sandonís, de Urcacyl, “va a animar a la contratación el cambio del sistema”, con lo que se regresa a la situación anterior a 2012.

Aquel año desapareció la subvención autonómica, que gradualmente se ha ido recuperando “con unas ayudas que se concedían después de la contratación y con mucho papeleo para el agricultor”. Y todo ello sin saber el agricultor el montante de la ayuda, puesto que el dinero destinado a este capítulo se repartía entre los solicitantes.


El 20 de diciembre acaba el plazo para suscribir el seguro de herbáceos


A partir de ahora, en cambio, la ayuda se concede de forma automática, “de modo que el agricultor sencillamente paga menos por el seguro”. La Junta establece para muchos cultivos una prima comercial neta del 10%, que compensa la bajada de la subvención por parte del Mapama.

¿Debe ser obligatorio el seguro?

La posición de Urcacyl es que la contratación del seguro siempre compensa al agricultor, y que debería ser obligatoria. “De hecho lo es, porque muchas veces una ayuda se supedita a tener un seguro contratado”, en palabras de Sandonís.

En los últimos años la línea trazada por la Junta y el Mapama es la de fomentar la contratación de un seguro, si bien para Urcacyl “esa contratación se debe apoyar con una ayuda directa, como la aprobada en octubre, y con una mayor dotación de fondos”.

Desde Agroseguro se subraya que tanto el Mapama, a través de Enesa, como la Junta están muy comprometidos, “tanto en la definición de las coberturas y diseño de los productos como en las subvenciones que conceden a los agricultores y ganaderos”. El presupuesto de Enesa se mantiene en 211 millones de euros para el Plan 2018.

Sigue leyendo esta noticia en CAMPO 51

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img