spot_img

La publicación agraria líder

lunes, diciembre 5, 2022
spot_img
InicioEficiencia energéticaEnergía fotovoltaica aislada aplicada al riego con pívot

Energía fotovoltaica aislada aplicada al riego con pívot

La tendencia tecnológica por la que han apostado los principales fabricantes de maquinaria de riego ha sido la de crear y desarrollar equipos completamente eléctricos, tanto en la parte de control (automatismos) como en la parte de translación (movimiento de ruedas)

David Hernández, jefe de producto Riegos del Tormes

Existen en el mercado actual diversas tecnologías para suministrar o generar la energía necesaria para el movimiento de los equipos de riego pívot. La tendencia tecnológica por la que han apostado los principales fabricantes de maquinaria de riego ha sido la de crear y desarrollar equipos completamente eléctricos, tanto en la parte de control (automatismos) como en la parte de translación (movimiento de ruedas), ya que otras tecnologías  han caído en desuso, bien por limitaciones de operatividad, altos costes de adquisición y mantenimiento, o ambas, como es el caso de los pívots hidráulicos o mecánico-hidráulicos.

El sistema pívot es en la actualidad, el más implantado con respecto a otros sistemas de riego. Tiene la particularidad de necesitar energía eléctrica para su control y movimiento, demanda energética que no precisan para otros sistemas tales como coberturas de aspersión, cañones de riego o riego por goteo.

Esa demanda energética hacía en algunos casos que se desestimara la instalación del pívot, por la dificultad de suministrar energía eléctrica al pívot, tendidos eléctricos muy lejanos o inexistentes, en cuyo caso la única opción era la de generar la energía mediante grupos electrógenos diésel, costosos en la adquisición y el funcionamiento.

‘Liberar’ al pívot de las fuentes de energía costosas

Para ‘liberar’ al pívot de ese lastre energético, desde 2008 venimos aprovechando la energía solar para transformarla en energía eléctrica utilizable para mover y controlar los pívots. El sistema se compone de un campo solar formado por varios paneles solares, un banco de baterías para acumulación de la energía y un equipo inversor, que es el encargado de convertir la energía acumulada en corriente alterna a la tensión y frecuencia estándar (230 V 50 Hz).

Dotar a los pívots de esta tecnología ha permitido ofrecer una solución integral al agricultor, equipo de riego más generador fotovoltaico autónomo más equipo de control manual y control remoto, todo ello montado en un edificio prefabricado de hormigón con las dimensiones adecuadas para que el usuario pueda operar cómodamente y a la vez pueda preservar sus equipos de  inclemencias meteorológicas y sabotajes. La autonomía para funcionamiento nocturno está asegurada por un fiable y longevo sistema de baterías de gel, controladas por un regulador de carga maximizador de rendimiento. Ambos elementos son clave para una instalación exitosa.

Aumentar la capacidad energética instantánea

Existe la posibilidad de aumentar la capacidad energética instantánea mediante el empleo de un hidrogenerador que convierte el exceso de energía hidráulica, en caso de que exista (redes excesivamente presurizadas o riegos por gravedad), en energía eléctrica, si bien este complemento solo es instalado en un pequeño porcentaje de casos. Esta solución no es ‘obra de un solo día’, sino que son más de ocho años desde que se apostó por una tecnología que en su momento era de dudosa viabilidad, tanto técnica como económicamente.

Si bien, y gracias al desarrollo del producto, a la experiencia adquirida y la confianza de muchos agricultores que -sin conocer con certeza la fiabilidad o longevidad de estos equipos- apostaron por esta tecnología, por todo esto, hoy se puede ofrecer en el mercado un producto que destaca por su fiabilidad, modernidad, ecología (cero emisiones CO2) y por hacernos la vida un poquito más fácil…

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img