spot_img

La publicación agraria líder

lunes, junio 27, 2022
spot_img
InicioSectorFEMUR reclama una "política integral" para acabar con la violencia de género

FEMUR reclama una «política integral» para acabar con la violencia de género

Su presidenta nacional, Juana Borrego, reafirma su compromiso por la eliminación de la violencia de género «apoyando a la mujer y niña maltratada»

La Federación de Mujeres Rurales, FEMUR, entidad que trabaja por la igualdad y el reconocimiento de las mujeres rurales, con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, ha celebrado la lectura del manifiesto institucional donde se ha puesto de manifiesto que reafirma su compromiso con los principios de igualdad, seguridad, libertad, integridad y dignidad inherentes a todos los seres humanos, y año tras año, exponen su más absoluta repulsa ante cualquier forma de violencia e intimidación.

El acto ha contado con la inauguración de la presidenta nacional de FEMUR, Juana Borrego, quien ha detallado la situación actual con datos de las mujeres asesinadas desde 2003, haciendo especial hincapié en este año. En su intervención ha comentado a las participantes que las agresiones “empiezan con un empujón, con un control de lo que dices, haces o cómo vas… hay que tener mucho cuidado porque por ahí empiezan los malos tratos que se repetirán cada día con un daño psicológico y físico que van enmudeciendo a la mujer que lo sufre. Por eso es tan importante apoyarla y ayudarla”, ha matizado Borrego.

Seguidamente, la secretaria general de la entidad, Elena García, ha leído el manifiesto de FEMUR que a continuación trasladamos:

«Desde hace ya muchos años la Federación de la Mujer Rural viene mostrando su compromiso con los principios de igualdad, seguridad, libertad, integridad y dignidad inherentes a todos los seres humanos, y año tras año, manifestamos nuestra más absoluta repulsa ante cualquier forma de violencia e intimidación. Y en días como hoy, mostramos todo nuestro apoyo y compromiso para la eliminación de la violencia en todo el mundo de las que son víctimas las mujeres y niñas. Mostrando nuestra solidaridad y sentir con todas las personas que, de forma directa o indirecta, son víctimas de esta lacra.

Este sufrimiento es el sentir de una sociedad que aún no ha sido capaz de alcanzar la igual real entre hombre y mujeres, y que reclama dejar de ser valiente para empezar a ser libres.

La mayoría de las mujeres que NO denuncian por miedo, por vergüenza, porque carecen de recursos económicos propios, porque temen que no se las crea, por miedo a perder a sus hijos e hijas, por dependencia emocional, porque no se siente apoyadas por su entorno…. Estas mujeres, no están en las estadísticas, pero están ahí, a nuestro alrededor, todos los días.

Junto a este reflejo de la realidad que viven estas mujeres, en este año 2020 hay que añadir los efectos que ha tenido la crisis producida por el COVID-19. Las medidas adoptadas para hacer frente a esta pandemia han tenido un efecto devastador sobre las mujeres víctimas de violencia, aumentado su riesgo al ser confinadas junto con su agresor, exponiendo a un mayor peligro a ella y a sus hijos e hijas.

El agresor usa esta circunstancia para someter, aún más, a la mujer bajo su control y poder, imponiendo su abuso y violencia con una mayor facilidad.

La Federación de la Mujer Rural y sus mujeres rurales reclaman estrategias de sensibilización y prevención, atención, asesoramiento, acompañamiento y protección, siempre desde perspectivas integrales, que las liberen de la amenaza y del horror. Haciendo un llamamiento para que seamos capaces de avanzar en el cumplimiento de todas las medidas en materia de violencia de género. Y adaptando todas las medidas actualmente puestas en marcha a favor de la mujer maltratada para dar una mejor cobertura en estos tipos de COVID-19.

Hay que considerar que las mujeres y hombres somos iguales en derechos y oportunidades.

Promover desde los responsables de Educación una educación igualitaria sin roles discriminatorios.

Promover la Ley de Conciliación.

Ayudar y asesorar a las víctimas de la violencia servicios más cercanos al mundo rural.

La Federación de la Mujer Rural se reafirma en su compromiso para la tan ansiada y necesaria Eliminación de la Violencia de Género apoyando a la mujer y niña maltratada.

Uniendo nuestra mano y nuestra fuerza para dar apoyo y mostrar nuestra solidaridad».

Sobre FEMUR

FEMUR es pionera en la lucha de mejorar la situación de las mujeres rurales. Fue en 1983 cuando dio sus primeros pasos con un grupo de mujeres formando asociaciones, convirtiéndose en la actual Federación Nacional de la Mujer Rural.

Su Fundadora y Presidenta Nacional, Juana Borrego Izquierdo, trabaja para potenciar la plena libertad de la mujer rural, facilitar y promover la solidaridad, luchar por la igualdad laboral, social, política y económica, mejorar su desanimo personal y su situación, defendiendo la formación, capacitación y derechos.

Sus señas de identidad son la formación reglada y no reglada; el centro de formación e inserción laboral; el asesoramiento a mujeres rurales emprendedoras; las actividades sociales, políticas económicas y culturales; defender la igualdad de oportunidades; reconocer el trabajo invisible; ayudar a conciliar la vida familiar, personal y profesional; erradicar la violencia doméstica; luchar contra la pobreza en proyectos de cooperación y la despoblación; defender la falta de servicios del mundo rural; mejorar la educación, salud, Internet; atender y ayudar a nuestros mayores y jóvenes; potenciar el voluntariado y ayudar a tener y mejorar las nuevas tecnologías.

La entidad lucha por el progreso y contra la despoblación, el aislamiento y la falta de servicios en el mundo rural.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img