spot_img

La publicación agraria líder

martes, diciembre 6, 2022
spot_img
InicioSectorLa Comisión Europea propone reducir un 5% el presupuesto de la PAC

La Comisión Europea propone reducir un 5% el presupuesto de la PAC

La Comisión Europea (CE) propone un presupuesto a largo plazo de 1.135 millones de euros en compromisos para el período comprendido entre 2021 y 2027, lo que equivale al 1,11% de la renta nacional bruta (RNB) de la UE-27. “Un presupuesto nuevo, pragmático y moderno”, como definen.

Uno de los puntos que más controversia ha generado entre los profesionales del sector agrario ha sido la propuesta de reducciones de aproximadamente el 5% en los programas de Política Agrícola Común y de Política de Cohesión, “ya que tienen las dotaciones financieras más grandes”, como señalan desde la CE.

La Comisión Europea sugiere un aumento de los gastos, principalmente a través de recursos adicionales pero también mediante reasignaciones para financiar prioridades nuevas y urgentes y reforzar los programas existentes con un claro valor añadido europeo. Al mismo tiempo, la propuesta de la Comisión tiene bastante en cuenta el impacto de la retirada del Reino Unido, y de ahí una combinación equilibrada de reducciones/redistribuciones y un aumento del gasto.

Este nivel de compromisos se traduce en 1.105 millones de euros en los pagos. El Fondo Europeo de Desarrollo, que actualmente es un acuerdo intergubernamental que financia la política de desarrollo en países de África, el Caribe y el Pacífico por un monto de 30 000 millones de euros en el período 2014-2020, se integrará en el presupuesto de la UE.

Señalan desde la CE que el futuro presupuesto a largo plazo para 2021-2027 es, en términos generales, similar al del período 2014-2020 actual, teniendo en cuenta la inclusión del Fondo Europeo de Desarrollo.

“Las propuestas de la Comisión se basan en una evaluación rigurosa de los recursos necesarios para cumplir eficientemente los objetivos de la Unión, y en la eficiencia y el ‘valor añadido’ (donde el presupuesto de la Unión puede tener un impacto mayor que el gasto público a nivel nacional) cada área”, como apunta la CE.

“Con menos dinero difícilmente el sector podrá afrontar los retos de modernización, sostenibilidad y permanencia del empleo en zonas rurales”

Asaja Castilla y León ha calificado de “muy preocupante” el recorte en el presupuesto del capítulo agrario propuesto en los presupuestos de la Unión Europea para el periodo 2021-2027. Según la Comisión Europea, se reduciría en torno al 5% tanto la política agrícola común (PAC), dirigida específicamente al sector agrario, como la política de cohesión, de la que dependen numerosas líneas que repercuten directamente en el desarrollo rural.

Considera que las promesas con las que la Comisión “adorna” sus propuestas tienen la única pretensión de esconder la realidad: la salida del Reino Unido se traducirá en que habrá menos dinero, y afectará especialmente a España, uno de los países con mayor peso en el reparto de fondos de política agraria.

Teniendo en cuenta los ajustados márgenes de rentabilidad con los que hoy trabaja el sector agroganadero, y que además no es previsible que en los próximos años perciba mayores precios por su producción, en un mundo cada vez más globalizado y con menos barreras arancelarias, “está claro que un recorte de las ayudas implica una caída de la renta disponible para el agricultor y el ganadero”, como lamentan desde Asaja. “Es muy difícil hacer atractivo el sector para fomentar la incorporación de los jóvenes cuando peligra la rentabilidad. Además, los agricultores y ganaderos europeos, frente a los de otras partes del mundo, tienen que superar retos, cada vez más exigentes, para obtener alimentos de calidad, a precios razonables y siguiendo sistemas productivos sostenibles”.

Asaja señala que al sector “no le consuela que los políticos lancen buenos deseos a tres años vista, prometiendo que lo que no ponga Europa lo va a poner el Estado español o las comunidades autónomas. Hay que ser muy ingenuo para pensar que ahora, tras varias décadas en las que la política agraria nacional y autonómica han estado desmanteladas, limitándose a gestionar lo que indica Bruselas, se van a improvisar medidas con presupuesto propio, cuando la realidad es que no hay presupuesto para casi nada”.

“Tejerina tiene una oportunidad de oro para manifestar su rechazo, en coherencia con su discurso acerca de una PAC fuerte”

Ante el anunciado recorte del 5% propuesto por la Comisión Europea, en el marco de la negociación del Cuadro Financiero Plurianual 2021 – 2027, la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos muestra su rechazo y demanda coherencia a las distintas partes “para que fomenten, de verdad, una PAC fuerte y mejor dirigida”, insisten.

Unión de Uniones, quien ya manifestara su preocupación por los eventuales efectos del Brexit sobre la PAC, pide a Tejerina que rechace categóricamente, como ha hecho Francia, la propuesta de recorte de las ayudas y que defienda un presupuesto sin recortes para la PAC y acorde a los compromisos y desafíos que se plantean para esta política en el nuevo período.

La organización recuerda que el 30% de la renta de los agricultores se consolida a través de las ayudas de la PAC, que ya han disminuido en la PAC vigente pese a las promesas, incumplidas, de que esto no sucedería. La disminución en mecanismos de equilibrio del mercado el ajuste más severo de las ayudas al desarrollo rural dificulta la competitividad del sector agrario y su mejora, así como su posicionamiento frente a las importaciones de países terceros favorecidas por la política comercial de la Unión Europea (UE), a los que, en muchos casos, no se exigen los estándares de calidad, seguridad y éticos que si hemos de cumplir los agricultores y ganaderos de la UE.

En consecuencia, Unión de Uniones considera que esta propuesta de la Comisión debe ser rechazada y muy mejorada en el proceso de negociación. “Agradecemos al gobierno francés su oposición absoluta al recorte de la PAC. Nuestro vecino vuelve a estar a la cabeza de la defensa del medio rural”, como señalan desde Unión de Uniones, organización que reclama a Tejerina que haga lo mismo en la reunión que va mantener con Hogan y en las siguientes semanas; tiene una oportunidad de oro para manifestar su rechazo en coherencia con el discurso que ha venido manteniendo el Gobierno acerca de la necesidad de una PAC fuerte”.

Por otro lado, la organización señala que no se trata sólo de contar con menos dinero para la PAC, sino de cómo se plantea su gasto. Los recursos deben financiar instrumentos que permitan poder operar con mayor seguridad a lo largo de la Cadena Alimentaria y reforzar la posición de los agricultores y ganaderos en la misma, como ha hecho, de nuevo, Francia, en una reciente propuesta de Ley, poniendo como precio de partida los costes de producción, con objeto de que los productores alcancen precios dignos por sus productos.

Además, Unión de Uniones espera que “en la próxima PAC se valore y dé protagonismo a la figura del agricultor genuino frente al agricultor de sofá” y que se concentren las ayudas en el modelo de explotaciones familiares y profesionales que sustentan la mayor parte del tejido socioeconómico del medio rural europeo. “No se trata de expulsar del sistema a más de 100.000 beneficiarios de menos de 300 euros de PAC, como ha sucedido en España, para quitar trabajo a la Administración”.  Aseguran que se trata de que los apoyos vayan a los que realmente aportan con su labor en las explotaciones empleo en el medio rural y contribuyen a la conservación del medio natural y de nuestros pueblos.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img