spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 26, 2022
spot_img
InicioSectorLos montes de Castilla y León absorben más CO2 en un año...

Los montes de Castilla y León absorben más CO2 en un año que Tesla en toda su historia

La empresa Tesla, creada en 2003, fabrica vehículos exclusivamente eléctricos, lo que la ha convertido en paradigma de la responsabilidad social en la lucha por el cambio climático.

En su memoria anual Tesla acaba de anunciar que sus vehículos eléctricos han evitado la emisión de 4 millones de toneladas de CO2 desde la creación de la empresa. Y ya hay 550.000 vehículos Tesla circulando por el mundo, así que la cifra seguirá creciendo. El eco en los medios ha sido muy amplio, a la altura de un logro tan destacado.

Los montes de Castilla y León acumulan cada año 6,5 millones de toneladas de biomasa seca. Esa biomasa la sintetizan los árboles combinando 4 millones de toneladas de agua con 9,5 millones de toneladas de CO2 que retiran de la atmósfera. A cambio generan 7 millones de toneladas de oxígeno.

Los 9,5 millones de toneladas anuales de CO2 que absorben de la atmósfera los montes de Castilla y León son más del doble de lo que Tesla ha evitado emitir en toda su historia, en concreto un 137% más.

De cara a la lucha contra el cambio climático comprar un Tesla implica ahorrar la emisión a la atmósfera de 7 toneladas de CO2, que es la media de lo que han ahorrado los 550.000 vehículos Tesla a lo largo de la historia. Ese ahorro de 7
toneladas de CO2 costará como mínimo 48.000 euros, que es el valor del modelo Tesla más económico.

Como alternativa, un vehículo fabricado en la región cuesta 24.000 euros menos. Si invertimos la diferencia de 24.000 euros en plantar árboles podríamos repoblar más de 16 hectáreas de piñoneros y encinas, que absorberían una media de 11 toneladas de CO2 al año, o 226 toneladas en los 20 años de vida que podemos esperar que nos dure el Tesla.

Es decir, que con el mismo presupuesto se puede elegir entre retirar de la atmósfera 226 toneladas de CO2 plantando árboles, o 7 toneladas comprando un Tesla. La inversión en la plantación beneficiaría a personas y empresas de zonas rurales, y sus externalidades positivas serían muchas: piñones, bellotas, setas, leña, paisaje, agua limpia, sombra y fauna, entre otras. El vehículo eléctrico tendría como externalidad más destacada los residuos de las baterías de litio y cobalto.

En conclusión, los montes de Castilla y León retiran de la atmósfera mucho más CO2 que los coches de Tesla. Por ello Castilla y León puede mostrarse muy orgullosa de su papel frente al cambio climático y tiene derecho a reivindicar al menos el mismo reconocimiento social y financiero que Tesla.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img