spot_img

La publicación agraria líder

domingo, mayo 22, 2022
spot_img
InicioSectorLos retos del porcino ibérico, protagonistas del Encuentro Agroprofesional de CAMPOCyL en...

Los retos del porcino ibérico, protagonistas del Encuentro Agroprofesional de CAMPOCyL en Salamanca

CAMPOCyL organiza, de la mano de ITACYL, Vitartis y el Banco Santander, un ciclo de 9 jornadas de trabajo que recorren la región acercando a los profesionales del campo y a empresas más representativas del sector.

María Álvarez. Después de analizar los sectores del viñedo y la huerta en las provincias de Valladolid y Segovia, le ha llegado el turno al porcino ibérico, un sector relevante para Castilla y León y en especial para la provincia de Salamanca.

Bajo la premisa del diálogo, CAMPOCyL ha organizado el tercero de sus Encuentros Agroprofesionales en el Santander Work Café de Salamanca. Una jornada de trabajo en la que se ha analizado la actualidad del sector del porcino ibérico y sus retos en la Comunidad. La situación de los mercados, el aumento de los costes de producción, la relación entre el productor y la industria o la innovación dentro del sector son algunos de los temas sobre los que han conversado los productores, empresarios agroalimentarios e instituciones reunidos.

En este Encuentro Agroprofesional, la industria ha estado representada por David de la Purificación, de Ganadería Casaseca; Fco. Ramón Sánchez Gómez, de Ibéricos Hergosan; Jaime Elena, de Guijuelo Gourmet S.L; Santiago Blázquez, de Jamones Blázquez, y Javier Castro, de Jamones Marcial.

También han participado Juan José García, director de la Estación de la carne de Guijuelo; Alfonso Hernández, agricultor y ganadero de Montejo; Juan León Moreno, del Banco Santander, y Jorge Llorente, director del ITACYL.

Situación actual del sector

Santiago Blázquez, director de Jamones Blázquez, lo tiene claro: “El sector ha dado un cambio brutal en los últimos 10 años y es claramente un sector con futuro”. En esta idea también coincide Javier Castro, director de Compras de Jamones Marcial Castro, que se ha referido a reconversión del porcino: “Somos un sector del que estar orgulloso, puntero a lo largo de toda la cadena de valor, con un perfil de productor muy profesionalizado. Tenemos una industria que es la envidia de muchos países en cuanto a calidad, información al consumidor y bienestar animal”, ha explicado.

Santiago Blázquez, director de Jamones Blázquez

Comunicar más y mejor

Una de las conclusiones que se han desprendido del debate es la necesidad de que el sector se comunique más y mejor con el consumidor final. “El porcino ibérico es un sector desconocido por parte del consumidor. Nuestros públicos no conocen las características de cada producto”, explicaba David de la Purificación, director de Administración y Finanzas de Ganadería Casaseca.

Un problema, el de la comunicación, que se enfatiza más allá de nuestras fronteras. “Es difícil que más allá del Atlántico entiendan lo que es cortar una pata de jamón”, ejemplificaba Jaime Elena, socio fundador de Guijuelo Gourmet. “Con la carne fresca se ha avanzado más en el mercado extranjero que con los curados”, añadía. Guijuelo Gourmet tiene unas cifras de exportación de casi un 50%.

David de la Purificación, director de Administración y Finanzas de Ganadería Casaseca

Jorge Llorente, director general del ITACYL, también se ha referido a ese gran reto de la comunicación y ha señalado la importancia de ser capaces de comunicar «el trabajo que se está haciendo en todos los eslabones de la cadena» para que el consumidor final valore la calidad del producto. Además, ha recalcado la necesidad de promover una «cultura del jamón», similar a la que se ha fomentado en el mundo del vino.

Costes de producción disparados

A pesar de que el precio del cerdo “está marcando máximos históricos”, los ganaderos observan con incertidumbre la situación actual. “No dejamos de ver como aumentan los costes de producción: lechones, trigo, cebada, energía… todo es más caro. Tememos por el futuro de nuestras explotaciones”, señalaba Alfonso Hernández, agricultor y ganadero de Montejo.

El aumento del precio de las materias primas recae ahora mismo sobre el productor, “no podemos repercutir el aumento de los costes en los precios del cerdo porque ellos no pueden aumentar el precio de venta al consumidor, que demanda cada vez precios más bajos”, explicaba Hernández.

La exportación es la clave

El futuro del porcino ibérico pasa por trabajar en la exportación. Actualmente, el sector está comercializando el producto en mercados internacionales, «pero no con la fuerza que debería», señalaba Santiago Blázquez. El empresario ha defendido que «tenemos un producto único en el mundo y no estamos sabiendo aprovecharlo», la solución puede pasar por «la creación de una IGP (Indicación geográfica protegida)», proponía.

También Francisco Sánchez, administrador de Ibéricos Hergosán, ha reclamado unidad en el sector. Así, las tres denominaciones de origen han de «ponerse de acuerdo y ser capaces de organizarse» y, a partir de ahí, «definir el espacio de producción de esa IGP».

La interprofesional del porcino ibérico trabaja en diferentes acciones para potenciar el sector. Entre ellas se encuentra un proyecto de internacionalización, «aunque se dispone de poco presupuesto», ha señalado Javier Castro, director de Compras de Jamones Marcial Castro y perteneciente a la organización.

Apostar por la innovación

En el sector agroalimentario, la innovación es clave para garantizar la competitividad de las explotaciones. En esta línea la Estación Tecnológica de la Carne de Guijuelo tiene un papel fundamental en el apoyo a las empresas. «Estamos a disposición de las industrias para investigar en el desarrollo de nuevos productos, el aumento de vida útil o la elaboración de productos saludables, por ejemplo», explicaba Juan José García, su director.

Juan José García, director de la Estación Tecnológica de la Carne de Guijuelo

El porcino ibérico en Castilla y León

Castilla y León con 1.105.000 cabezas de porcino, representa el 32,75% del censo total nacional. Es segunda comunidad autónoma por detrás de Extremadura (1,18 millones de cabezas) y Andalucía con (995.000 cabezas). La Comunidad acoge más de 1.500 explotaciones de cerdo ibérico, de las cuales 800 (el 58%) son cebaderos con una media de 760 animales por explotación.  Además, en los últimos años se ha apreciado un incremento de producción de cerdo ibérico en España. En el caso de Castilla y León, este incremento es del 4.5% respecto a 2018.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img