spot_img

La publicación agraria líder

jueves, agosto 11, 2022
spot_img
InicioSectorEl mundo rural despierta: 9 historias de Castilla y León

El mundo rural despierta: 9 historias de Castilla y León

CAMPOCyL se acerca al sector para conocer las historias de 9 personas que habitan y trabajan en el medio rural de Castilla y León

La manifestación 20M Rural convocada para este domingo prevé reunir en Madrid a más de 200.000 personas para reivindicar un futuro para el mundo rural y las actividades que lo sustentan.

Desde CAMPOCyL, nos acercamos este fin de semana al sector para conocer las historias de 9 personas que habitan y trabajan en el medio rural de Castilla y León. Alzan la voz frente al abandono del mundo rural y reclaman apoyo para una agricultura y ganadería viables que ejerzan como motor económico del medio rural.

Isidoro Torío, presidente de OPECYL (provincia de Zamora)

Los productores de leche “estamos en guerra contra los números”, nos cuenta este ganadero de Zamora. Acaba de renovar el contrato de la luz y ahora va a pagar el triple de lo que pagaba hasta el momento, está pagando 120 € más por cada tonelada de pienso y el precio de la leche solo ha aumentado un 8%.

“Hemos entrado en pérdidas. Aguantaremos lo que nos dejen los bancos o lo que nos deje nuestra mente”, se lamenta. Por eso se manifiesta este domingo en Madrid.

Piden que no se desmantele el sistema eléctrico antes de tener una alternativa, porque ahora pasamos a depender de otros, que se abra la mano a la importación de cereales transgénicos y que la PAC piense más en la producción que en las políticas verdes. “Es un error pensar antes en el medio ambiente que en la producción cuando somos un país deficitario”, señala.

Javier Castro, jefe de Compras de Jamones Marcial Castro (provincia de Salamanca)

En el porcino también se están viendo afectados por la subida de los costes de producción. “Cada vez estamos más estrangulados económicamente. Existe preocupación en la industria por la subida del precio del gas y la electricidad”, señala Javier.

El sector está viviendo con preocupación la situación de actual incertidumbre.  “No hay ningún punto que te de una visión halagüeña”, lamenta Castro.

En su compañía ya han empezado a notar la falta de abastecimiento por la guerra en Ucrania y la huelga de transportes: “No tenemos aceite de girasol para dar untar nuestros jamones”.

También les preocupa la alimentación de sus animales: “Esperamos poder importar cereal y de que sean flexibles con el tema de los transgénicos”.

Demanda que las administraciones garanticen un flujo de cereal continuo, para que el mercado sea capaz de regularse solo. Y que se favorezca una “bajada de los precios vía impuestos”.

Además, se muestra crítico con la gestión de la administración: “no podemos vivir en un sistema de deuda permanente”.

José María Díez, alcalde de Bañuelos de Bureba y agricultor (provincia de Burgos)

José María se manifestará el domingo como alcalde y como agricultor. Denuncia que las administraciones han abandonado los pueblos. “No tenemos buena cobertura, no tenemos buena cobertura médica, las carreteras que llevan hasta nuestros pueblos están descuidadas y además, los ayuntamientos cada vez estamos más achuchados a nivel fiscal”, se lamenta Díez.

También se manifiesta como agricultor: “La nueva PAC nos va a terminar haciendo polvo”, dice. En el sector del cereal, que es el suyo, están viviendo con un año de retraso con respecto a otros cultivos y sufren el alza de precios de las materias primas: abonos, combustibles, fitosanitarios…

“Esto parece que solo se puede solucionar mediante una huelga de siembras. En este país solo nos daremos cuenta de los importante que es este sector cuando falte comida en el supermercado”, denuncia.

Sonia Palenzuela, ganadera de Villalquite (provincia de León)

“Mis abuelos cobraban la leche más cara que yo”. Con esta rotundidad resume la ganadera Sonia Palenzuela, de Villalquite (León), la situación de su granja de 270 vacas de ordeño.

Esta joven profesional, que ya tiene tras de sí una larga trayectoria, no recuerda ni en sus peores pesadillas una situación como la actual, con un precio de la leche por los suelos y unos costes disparados.

En el sector ganadero la consigna es aguantar, pero Sonia no sabe durante cuánto tiempo podrán hacerlo. No es que el pienso esté caro, “es que no sabemos hasta cuándo habrá existencias”. Porque su explotación cuenta con cien hectáreas de agricultura, con un doble cultivo de cereal de invierno y maíz, pero sigue necesitando comprar paja, alfalfa, maíz… son muchos animales que comen todos los días.

Fernando Sobrino, agricultor de Tolocirio

“Me manifiesto por dos motivos: como cazador y como agricultor”, nos cuenta Fernando. Denuncia que los agricultores no compiten en igualdad de condiciones con otros países y que además están sufriendo una “fiscalidad que es injusta”.

“Arriesgamos mucho más que antes para tener una recompensa parecida. Si viene un año malo, te arriesgas a perder mucho”, señala.

Además, Fernando también se manifiesta por que considera que el Anteproyecto de Ley de Bienestar Animal es “una ley sin sentido, que no tiene ni pies ni cabeza. Realmente no está creada pensando en el bienestar animal”.

Víctor García Muñoz, agricultor de Chatún (provincia de Segovia)

El sector hortícola y el regadío tampoco es optimista. “Están oprimiendo al campo. Los que tenemos regadío lo tenemos muy complicado. La pasada campaña los precios de nuestros productos ya bajaron y la previsión es que lo sigan haciendo. Si a esto le sumas el aumento de los costes de producción…”, señala. Víctor nos cuenta que tiene problemas para llegar a acuerdos con los precios de los productos y que esta campaña ha sembrado 20 hectáreas menos de las que tenía planteadas.

Pide a las administraciones que bajen los impuestos a la luz y al carburante para que abaraten los costes de producción y que haga que se cumpla la ley de cadena alimentaria.

Juan Sandonís, agricultor de Alaejos (provincia de Valladolid)

“No podemos seguir así, no nos pueden mantener así los impuestos”, afirma tajante Juan. En su explotación que ha empezado a regar ya ha comenzado a sufrir el aumento de la factura eléctrica. “Si el tiempo no acompaña esta campaña puede ser catastrófica”, señala.

Juan ha tenido que cambiar sus previsiones de siembra. “Tenía previsión de tener más barbecho, que lo he sustituido por girasol. Además, he reducido la adormidera y la patata para minimizar riesgos y abaratar costes”, nos cuenta.

Iván Ínes, agricultor (provincia de Soria)

La electricidad también está afectando de manera importante a los regadíos. “El Plan Hidrológico se centra más en el medioambiente que por los regantes. Nosotros asumimos un riesgo empresarial sin saber si vamos a cubrir costes”.

En la manifestación del domingo reclamará que las instituciones públicas den estabilidad al sector y la garanticen a lo largo del tiempo”.

Alberto Nebreda, presidente de la Comunidad de Regantes del Canal del Pisuerga (provincia de Palencia)

Este agricultor de Astudillo tiene muy claras las razones para la protesta: “Ya sabemos que nuestra actividad depende de muchos factores y que en ocasiones podemos perder dinero, pero lo que exigimos es tener unos políticos que nos respeten. A cambio, lo que tenemos es un gobierno que nos olvida y que solo se acuerda de aquellos sectores que le apoyan”.

Para Nebreda, el campo ha visto cómo a partir del verano se disparaba el precio de la electricidad, del gasóleo y del conjunto de insumos, “mientras el Gobierno no hacía nada”.

El problema es que la otra mitad se deberá comprar a los precios actuales, si el Gobierno no lo remedia. “Esto hace que pasemos de gastar 200 euros por hectárea a más de 450, en el mejor de los casos. La manifestación de Madrid está sobradamente justificada”, recalca.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img