spot_img

La publicación agraria líder

viernes, diciembre 9, 2022
spot_img
InicioSectorNo es tiempo de caer en el desaliento

No es tiempo de caer en el desaliento

EDITORIAL CAMPO 47

El análisis del campo regional que los lectores de esta publicación reciben una vez al mes arroja en esta ocasión unas conclusiones que no son optimistas. Es cierto que ha sucedido todo lo malo que podía darse. Que han coincidido en un mismo año agrícola sequía, fuertes calores primaverales y heladas.

Las consecuencias de trabajar a la intemperie, sin tener el control de los elementos que tanto afectan a nuestra producción, se han puesto de manifiesto con toda su crudeza. Pero aparte de lamentar nuestra mala suerte, estamos ante una ocasión para hacer balance y ver en qué podemos mejorar nuestro trabajo en el futuro.

CAMPO nació hace cinco años para seguir el día a día de la agricultura y para servir de punto de encuentro de los diferentes agentes que trabajan en el sector. En todo este tiempo nunca ha dado lecciones al profesional sobre cómo debe manejar su explotación; su función es la de constatar verdades objetivas.

En ese sentido, hay que levantar acta de que el agricultor que este año ha salvado los muebles, más allá del factor suerte, es aquel que se ha volcado con sus cultivos y no ha dudado a la hora de invertir en fertilizante o en tratamientos. Aquel que ha planificado adecuadamente sus rotaciones. Desde luego, aquel que ha asegurado su cosecha.

Capacidad de adaptación. Se habla mucho de cómo ha cambiado el mundo en las últimas décadas; de cómo han variado las reglas de los mercados, y no digamos de cómo lo ha hecho el comportamiento de los fenómenos atmosféricos. Esa es la razón por la que a medio y largo plazo solo seguirán en este sector aquellos agricultores verdaderamente profesionales: los que demuestren capacidad de adaptación y planteen su explotación como la empresa que es; quienes no pierden el sueño por ahorrar o ganar un céntimo de forma inmediata, sino por garantizar la rentabilidad del cultivo.

La incertidumbre del regadío

Este año está marcado por la falta de agua, tanto de lluvia como de acuíferos o masas superficiales. Nadie tiene una bola de cristal para saber cómo será la campaña siguiente, y las sucesivas, por lo que cabe retomar el argumento: profesionalidad, capacidad de adaptación, reformular el sector para que Castilla y León disponga de las infraestructuras adecuadas. También, por supuesto, analizar las medidas que cabe adaptar para (sin dejar de escuchar a los regantes) avanzar en la recuperación de acuíferos.

Todo ello es muy sencillo de decir y complejo, evidentemente, de llevar a la práctica, pero en este envite el agricultor no está solo: están involucradas aquellas empresas que proveen de bienes y servicios al agricultor. Estas páginas ofrecen un buen catálogo de ellas en relación con cultivos como la colza, la patata o la remolacha, y sobre todo en relación con la revolución del regadío: propuestas tecnológicas para maximizar la eficiencia del agua y para reducir el gasto energético.

Mejorar la producción de la patata

El agricultor no se va de vacaciones y su agenda sigue incluyendo la celebración de jornadas técnicas, como la que el 3 de agosto acoge El Carpio (Valladolid). En ella se analizará el resultado del campo de ensayo puesto en marcha con variedades tempranas de cuatro obtentores líderes en semilla. También se plantea como ocasión para contrastar el resultado obtenido por dos fórmulas de riego diferentes:  el goteo y la aspersión.

De forma especial, el encuentro es el marco escogido para presentar la nueva cosechadora de Grimme, distribuida por Alfersan. Los participantes podrán comprobar cómo funciona el primer ejemplar de ese modelo vendido en España.

Será sin duda una jornada técnica en la que contrastar experiencias y seguir mejorando. Un nuevo hito en la carrera por hacer de la agricultura una actividad cada día más eficiente y rentable.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img