spot_img

La publicación agraria líder

martes, diciembre 6, 2022
spot_img
InicioSectorSolicitan que los ganaderos de ovino-caprino no sean penalizados al cobrar la...

Solicitan que los ganaderos de ovino-caprino no sean penalizados al cobrar la ayuda asociada

Las organizaciones agrarias piden a la Junta de Castilla y León que se solucione el problema que han sufrido algunos ganaderos de ovino-caprino durante este año debido a la sequía, y que esta circunstancia no sea motivo para que se les penalice a la hora de cobrar la ayuda asociada.

La Alianza UPA-COAG señala que los ganaderos de ovino-caprino de la comunidad están recibiendo en estas fechas comunicaciones por parte de la Junta informándoles de que no cumplen con el umbral mínimo de producciones establecido (movimientos de salida de 0,6 corderos o producción mínima de leche de 80 litros) para percibir la ayuda asociada correspondiente a la campaña 2017.

La Alianza UPA-COAG el pasado 22 de noviembre ya solicitó al Gobierno regional la adopción de medidas excepcionales justificada por una causa de fuerza mayor como ha sido la sequía, dado que este problema durante todo el verano y otoño había provocado serios problemas no solo de sobrecoste derivado de la ausencia de pastos y la compra de piensos y forrajes, sino también de manejo en las propias explotaciones, ya que el excesivo calor  motivó numerosas dificultades en las cubriciones y reducción severa de los partos.

Recuerdan que este inconveniente ha generado serios problemas a los ganaderos la a hora de cumplir con la normativa PAC relacionada con la obligatoriedad de producir un mínimo de 0,6 corderos para venta por hembra para así cobrar la ayuda acoplada por oveja.

Debido a esta situación de excepcionalidad motivada por la sequía que tan gravemente incidió en la ganadería, “reclamamos a la Junta de Castilla y León la posibilidad de que para el cumplimiento de esta obligatoriedad se tuviera en cuenta no solo a los corderos para venta sino también a las corderas para reposición en la explotación”.  Se pide “sentido común y responsabilidad” para que los ganaderos de ovino y caprino no sean doblemente penalizados por la sequía, tanto en las producciones como ahora en la no percepción de las ayudas asociadas que son claves para amortiguar la dura campaña de precios que ha sufrido el sector.

Bajar los los límites exigidos

Por su parte, Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) exige que se bajen los límites exigidos para el cumplimiento de los requisitos de elegibilidad de las explotaciones de ovino y caprino, ya que son muchas las explotaciones que no han logrado llegar al requisito mínimo de 0,6 corderos o cabritos por hembra reproductora o, en su caso de 80 o 200 litros, también por hembra reproductora en el año natural de solicitud 2017, por la extrema sequía sufrida en 2017 que ha conllevado una reducción de pastos, peor alimentación y pérdidas en las parideras.

UCCL reclama que los corderos o cabritos que se dejen en la explotación para la recría o reposición deben ser tenidos en consideración para el cálculo total de la producción y por tanto considerarse para contabilizar el movimiento de salida de la explotación, al igual que aquellas perdidas que pudieran tener la explotación ganaderas a consecuencia de ataques de lobo u otras perdidas ajenas al ganadero.

Además, solicita agilizar al máximo los trámites para proceder al pago de la ayuda asociada a los ganaderos de Castilla y León, y así “dar liquidez a estas explotaciones que están sufriendo una difícil situación”.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img