spot_img

La publicación agraria líder

viernes, julio 1, 2022
spot_img
InicioViñedoLas zonas vitícolas más occidentales inician una vendimia marcada por la reducción...

Las zonas vitícolas más occidentales inician una vendimia marcada por la reducción de rendimientos

Un verano más, las comarcas vitivinícolas más occidentales de Castilla y León han iniciado la vendimia mientras las orientales esperan.

Las DO Bierzo y Rueda han sido las primeras en arrancar, y a ellas se han sumado zonas más pequeñas, como Sierra de Salamanca o Cebreros.

No hay fecha para el inicio de la vendimia de variedades blancas en la Ribera del Duero, aunque desde el consejo regulador se señala que la vid se encuentra dentro de su ciclo, de modo que no se esperan adelantos ni retrasos significativos de la campaña.

El estado sanitario es bueno, aunque desde el consejo regulador se recomienda prestar atención a la presencia de ‘lobesia botrana’, y la campaña estará marcada por el nuevo coronavirus y la reducción de rendimientos: para la uva tinta se ha reducido a 6.900 kilos por hectárea.

Tampoco se espera un cambio significativo en el calendario de la DO Cigales, donde en torno al 14 de septiembre se iniciará la vendimia de variedades blancas, así como de uvas tintas destinadas a la elaboración de rosados.

La producción en la comarca no va ser demasiado abundante, con una baya algo pequeña, por lo que desde su departamento técnico se ha descartado reducir los rendimientos por hectárea. Los viticultores continúan este año con la limitación genérica de 7.000 kilos por hectárea para las variedades tintas y 9.000 para las blancas.

El estado sanitario de la planta es adecuado, gracias a que 2020 ha sido un año especialmente amable desde el punto de vista de la pluviometría, con un invierno y una primavera lluviosos y con un verano seco.

La chardonnay se estrena en la DO Rueda

La Denominación de Origen Rueda ha dado comienzo a la vendimia 2020 con las variedades que poseen un ciclo vegetativo más corto y una maduración más temprana; la Sauvignon Blanc y la Chardonnay, esta última es una de las variedades nuevas autorizadas en el nuevo pliego de condiciones de este año en la D.O.

Otra de las grandes novedades de esta campaña es la producción del Gran Vino de Rueda. Esta nueva categoría supone un valor añadido para los consumidores, ya que se realiza con uvas provenientes de viñedos con más de 30 años de antigüedad, lo que permite mantener el viñedo antiguo y preservar el patrimonio de la zona.

A lo largo de las próximas semanas la vendimia se generalizará tanto a las bodegas como al resto de variedades, que ya irán alcanzando su grado de maduración idóneo para la recolección, esperando que la vendimia de la variedad Verdejo, autóctona de la zona, comience la próxima semana.

Este año, la campaña cuenta con 1.580 viticultores, 74 bodegas elaboradoras registradas siendo tres de ellas nuevas: Bodegas Cyatho, Lagar de Moha y Finca Caraballas y con una superficie inscrita de 19.892 ha. De ellas, el 97,87% (19.470 ha.) corresponden a variedades blancas y de éstas, el 87,88% (17.111 ha.) son de Verdejo, variedad principal de la Denominación de Origen Rueda.

Carmen San Martín, presidenta de la D.O. Rueda, confirma que la campaña comienza con incertidumbre: “Al igual que en muchos sectores, el COVID-19 está generando una situación de gran preocupación, pues a los efectos comercialmente adversos que ya se han producido, se une ahora el deber para bodegueros y viticultores, de minimizar los riesgos de contagios, con especial atención en las labores de vendimia manual, con la dificultad que ya tienen de por sí”. Pero afortunadamente también hay motivos para ilusionarse: “Esta campaña resulta muy especial para nosotros, ya que además de unas excelentes previsiones, trae grandes novedades, como la incorporación de la variedad Chardonnay o la categoría Gran Vino de Rueda, y la coincidencia con el 40 aniversario de la denominación de origen”, concluye Carmen San Martín.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img