spot_img

La publicación agraria líder

martes, diciembre 6, 2022
spot_img
InicioViñedoMantener la sanidad del viñedo optimizando la aplicación de fitosanitarios

Mantener la sanidad del viñedo optimizando la aplicación de fitosanitarios

La bodega vallisoletana Hacienda Monasterio participa en un proyecto europeo que persigue reducir el uso de fitosanitarios “favoreciendo el aspecto ecológico del cultivo y un ahorro económico”

El grupo operativo supraautonómico VITICAST, que abarca las comunidades de Castilla y León y Galicia, acaba de recibir la aprobación europea, para desarrollar durante los próximos tres años un proyecto que pretende reducir el número de tratamientos antifúngicos en el viñedo para lograr una mayor calidad del vino y minimizar la incidencia de la aplicación de fitosanitarios en el medio ambiente.

Este grupo tiene por objetivo aportar soluciones innovadoras en la predicción de las infecciones producidas por enfermedades fúngicas en el viñedo, y está liderado por la empresa Monet Tecnología e Innovación y en él participan la Fundación Empresa-Universidad Gallega (FEUGA), la cooperativa Viña Costeira y Bodegas Hacienda Monasterio (Valladolid).

A través de este proyecto se estudiará cómo mantener la sanidad del viñedo, sin enfermedades, reduciendo la aplicación de fitosanitarios y, por tanto, “favoreciendo el aspecto ecológico del cultivo y un ahorro económico”, tal y como explica Guillermo Laguna Herrera, responsable de campo de Hacienda Monasterio, una de las empresas integrantes del grupo y donde se realizarán diferentes ensayos para esta iniciativa.

Se instalarán en sus viñedos captadores de esporas con el fin de determinar, según las condiciones climáticas de cada momento, qué riesgo de infección existe “y el técnico valorará si es necesario utilizar el producto y en qué cantidades hacerlo”, apunta Laguna. Todo ello permite usar solo las dosis adecuadas, y si es inevitable hacerlo, lo que resulta interesante para bodegas que apuestan por la agricultura ecológica como ésta. Desde el principio consideraron que esta iniciativa aportaría un importante valor añadido a sus viñedos.

Medición de esporas en el ambiente

El proyecto, financiado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), busca la optimización de la producción y el desarrollo sostenible del cultivo de la vid a través de una solución para predecir enfermedades fúngicas, mediante la medición a pie de parcela de la concentración de las esporas de los principales hongos que afectan a los viñedos y la creación de una herramienta de aviso de posibles infecciones que combina parámetros climáticos, las fases del desarrollo de la viña y la cantidad de esporas que son necesarias para que se produzca la infección.

“A través de unas bandas que recogen las esporas que hay en el ambiente se puede medir el riesgo de enfermedades en el viñedo. Cambiamos periódicamente esas bandas y al retirarlas las enviamos a la Universidad de Vigo para que puedan hacer sus estudios”, indica Laguna.

VITICAST cuenta con la colaboración de la Universidad de Vigo como miembro subcontratado a través del Grupo de investigación de Aerobiología y Apicultura y también con la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) y a la Asociación de Colleiteiros Embotelladores do Ribeiro (ACER) como miembros colaboradores.

Se estudiará cómo evolucionan las enfermedades en las zonas norte y centro de España y sabrán, además, “si una enfermedad que ha afectado a Galicia puede llegar a hacerlo después en Castilla y León y si será con las mismas características”, según aseguró el responsable de campo de Hacienda Monasterio. De momento este proyecto se centra en el cultivo del viñedo pero no se descarta trabajar con este sistema para optimizar el uso de fitosanitarios en otros cultivos.

Grupos operativos con prácticas innovadoras

La creación de los Grupos Operativos supraautonómicos es una de las herramientas clave en la ejecución del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020 en materia de agricultura productiva y sostenible para impulsar la innovación en el sector agroalimentario y forestal. Se trata de la agrupación de agentes de diferente perfil con intereses comunes, tales como agricultores, ganaderos, empresas, centros de investigación o de formación que se asocian para poner en marcha mecanismos o prácticas innovadoras con el objeto de dar una respuesta conjunta y multisectorial a un problema o necesidad.

Durante el periodo de creación del grupo que dura hasta noviembre de 2017, se definirá un proyecto innovador que será ejecutado en una segunda fase. La solución será de utilidad para el sector vitivinícola: bodegas, cooperativas, Consejos Reguladores de Denominación de Origen y viticultores particulares.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img